Publicado 16/04/2021 12:29CET

Bolivia.- Detenida una empleada del hogar por estafar más de 110.000 euros al anciano que cuidaba

Realizó 51 retiradas de efectivo en cajeros automáticos

LOGROÑO, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han detenido a una empleada de hogar, de origen boliviano y de 52 años, como presunta autora de un delito de estafa continuada, por apoderarse indebidamente de la cantidad de ciento diez mil euros (110.000 euros) a un anciano de 87 años al que cuidaba desde hacía dos años y medio.

La detenida se aprovechó de su condición como empleada de hogar, viviendo como interna en la vivienda, y la confianza depositada en ella, para obtener su cartilla y el 'pin', con la que fue retirando cantidades de dinero diarias, para no levantar sospechas, en dos cajeros automáticos situados a escasos metros de la vivienda de la víctima.

La empleada del hogar fue contratada para cuidar de tres hermanos ancianos, en régimen de interna, comenzando a trabajar en septiembre del año 2018, falleciendo dos de ellos posteriormente, por lo que actualmente se encontraba cuidando exclusivamente de la víctima.

INVESTIGACIÓN

La investigación se inició a requerimiento de uno de los familiares de la víctima, debido a que el mismo se encontraba estando realizando tramites por el fallecimiento de los dos hermanos, momento en el que se percato, que la cuidadora, había realizado extracciones diarias del dinero del anciano.

Los investigadores pudieron determinar que en el día 18 de agosto del pasado año la víctima había acudido a su entidad financiaría, para abrir una cuenta corriente, en la que autorizo a dos familiares suyos para realizar todos tipo de movimientos, si bien al día siguiente, de nuevo la víctima había acudido a la entidad financiera acompañado de su cuidadora, y presunta autora, para eliminar a los dos familiares autorizados, quedando como único titular la víctima.

Y es a partir de esa fecha cuando la autora acudió diariamente a extraer dinero del cajero automático, acudiendo la detenida una semana después de la apertura de la cuenta para extraer la cantidad de cinco mil euros y dos meses después retira la cantidad de cincuenta y cinco mil euros de esa misma cuenta.

Se ha podido determinar que entre el periodo 31 de agosto de 2020 y 25 de marzo de 2021, la detenida realiza, cincuenta y una retiradas de efectivo en cajeros automáticos, cada una de ellas por un valor de novecientos noventa euros (990), siendo esta la cantidad máxima que permite extraer el cajero, suponiendo un total de 50.500 euros.

Por lo que la empleada de hogar llegó a extraer en el periodo de ocho meses la cantidad de 110.490 euros.

La autora, la cual ha sido detenida por los agentes del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), es una mujer de 52 años sin antecedentes.

La autora aprovechó la confianza que le otorgaba su condición de empleada en los cuidados de una persona mayor dependiente, para acceder a los datos bancarios de la víctima y apoderarse de todo su dinero.

El daño moral que este tipo de hecho supone para la víctima y familiares, el cual se acrecienta si cabe al tratarse de personas mayores, en muchos casos dependiente, los cuales una vez llegan a ser conscientes de la situación, se sienten especialmente engañados por aquéllas personas en las que habían depositado su confianza.

Cada día son más las personas mayores que viven solas y necesitan un servicio asistencial para su cuidado. Estas circunstancias son las propicias para que delincuentes sin escrúpulos se aprovechen de ellas, dada la especial vulnerabilidad que presentan tanto física como psíquica.

Por ello, la Policía Nacional aconseja que en los casos de contratación de personal de servicio asistencial, se acuda a entidades legalmente establecidas o a organismos públicos o privados cuyos trabajadores cuentan con la titulación precisa para estos cometidos.

Contador