Actualizado 13/08/2010 18:08:38 +00:00 CET

Bolivia.- Fracasan las negociaciones entre el Gobierno y los manifestantes de Potosí que exigen la presencia de Morales

LA PAZ, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las negociaciones entre el Gobierno boliviano y los manifestantes del departamento de Potosí fracasaron en su primer intento por lograr un acuerdo para poner fin a la huelga que mantienen desde hace dos semanas, porque el Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) --líder de las protestas-- ha exigido la presencia del presidente, Evo Morales.

Al encuentro, celebrado este jueves en la ciudad de Sucre, en el departamento de Chuquisaca (sur), asistieron tres enviados del Ejecutivo encabezados por el ministro de la Presidencia, Oscar Coca, y los principales líderes del COMCIPO que abandonaron abruptamente el lugar después de casi tres horas de intenso debate.

Este primer intento de negociar con los manifestantes se produce en el decimoquinto día de protestas que mantienen bloqueadas varias carreteras y paralizadas algunas de las principales industrias de esa región de Bolivia. Los manifestantes han amenazado, incluso, con cortar el suministro eléctrico a las compañías mineras.

El líder del COMCIPO, Celestino Condori, ha sido enfático al exigir la presencia de Morales en las reuniones como principal condición para reconsiderar el levantamiento de esta huelga que mantiene prácticamente aislada a la región de Potosí, mientras miles de turistas permanecen varados en las carreteras, según la prensa local.

"Vengo a exteriorizar una rabia del pueblo potosino, estamos decepcionados con ustedes", insistió Condori, quien consideró "una buena señal" que varios ministros hayan asistido al encuentro, aunque insistió en que era "insuficiente" porque "faltan algunos" miembros del gabinete.

La protesta, que comenzó como una reivindicación territorial a un departamento vecino, se ha convertido en una movilización general en demanda de mayor atención de las autoridades para esta zona del país. De momento, los manifestantes se niegan a dialogar sin la presencia de Morales, a pesar de la insistencia del Gobierno y de algunos vecinos.

Los manifestantes también demandan la construcción de una carretera que conecte con el vecino departamento de Tarija (sur), la construcción de una fábrica de cemento, la reactivación de la fundidora de Karachipampa, la designación de las facultades autonómicas regionales y la resolución de un problema de límites con el departamento de Oruro (suroeste).

Por su parte, el ministro de Autonomías, Carlos Romero, aseguró que la huelga promovida por COMCIPO deja a diarios pérdidas de 200.000 dólares (156.700 euros) en el sector minero que se ha paralizado en esa región, así como daños "irreversibles" en el turismo.

"Dejen de castigar al pueblo de Potosí, les pedimos que instalen el diálogo, les pedimos dialogar ahora", dijo Romero, al emplazar a los manifestantes a poner fin a la huelga que ha provocado que unos 25.000 visitantes extranjeros suspendieran sus viajes a Potosí, principal destino turístico de Bolivia.