Actualizado 10/09/2011 15:19 CET

Bolivia.- Hallado vivo milagrosamente uno de los nueve pasajeros del avión que se estrelló el martes en Bolivia

LA PAZ, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Uno de los nueve tripulantes del avión Fairchild SA227-DC de la aerolínea boliviana Aerocon ha sido hallado con vida tras el accidente del aparato, siniestrado el pasado martes cerca de la ciudad de Trinidad, capital del departamento de Beni (norte).

Minor Vidal, de 35 años, se hizo un ovillo en la última butaca del fuselaje del avión tras percatarse de que el aparato volaba a una altitud peligrosamente baja, cerca de las copas de los árboles, en las proximidades del aeropuerto Jorge Henrich de Trinidad. El aparato estalló inmediatamente después del impacto.

"Me pareció extraño porque (el avión) estaba volando muy bajo (..) sólo sentí el golpe", ha relatado Vidal este viernes tras ser localizado con algunas magulladuras y una aparatosa herida en la cara, ha informado la agencia oficial boliviana, ABI. Los otros seis pasajeros --un ecuatoriano, un colombiano y 4 bolivianos-- y los dos tripulantes del avión fallecieron en el accidente.

Vidal quedó inconsciente durante unas doce horas en el interior del aparato. Cuando recuperó la consciencia intentó salir del amasijo de hierros deformados del fuselaje y lo consiguió pese a tener varias costillas fisuradas o rotas y un pulmón perforado y adematizado.

El superviviente deambuló a pie por esta zona de vegetación amazónica en busca de auxilio durante dos días y medio, entre la mañana del miércoles y el viernes. "Él durmió tres días en el monte, él caminó herido en busca de ayuda, hizo una bandera, se alimentó con lo que pudo" y para combatir la deshidratación se bebió su orina, ha relatado la ministra de Defensa, Cecilia Chacón.

En medio de la selva, en los días de trance, se aplicó cataplasmas y procedimientos artesanales para contrarrestar herrorragias e infecciones.

Sus conocimientos y vivencias en el campo le permitieron sortear los obstáculos hasta alcanzar la orilla de la laguna Rosendi, que bordea Isla Brava, adonde llegó hacia las 6.00 del viernes, después de escuchar, horas antes, las voces del personal de rescate desplegado y el ruido de los helicópteros del Ejército que sobrevolaban la zona.

Una lancha militar con cuatro efectivos a bordo que navegaba por la laguna Rosendi fue la que finalmente localizó en la mañana del viernes a Vidal gracias a la bandera que agitaba desde la orilla. "Vimos una persona que nos agitaba una bandera. Inicialmente pensamos que era un pescador, porque en ese lugar se da la pesca de los comunarios. Nos acercamos y se lo vio un poco mal herido", ha relatado el comandante de la Armada en Beni, David Bustos.

"El avión se hizo añicos", relató durante la andadura. "Agradezco de todo corazón a los militares que salieron a buscar no sólo a mí, sino a todos pasajeros", balbuceó mientras se tomaba las costillas con la mano sana para mitigar el dolor durante su traslado a Trinidad.