Publicado 28/11/2020 07:00CET

Bolivia.- Militares protestan en Bolivia contra sentencia a comandante de las FFAA por asesinato en la masacre de Sacaba

Imagen de archivo de protestas en Bolivia.
Imagen de archivo de protestas en Bolivia. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Militares del sector pasivo de Cochabamba han protestado este viernes en la ciudad boliviana en rechazo a la condena del comandante de las Fuerzas Armadas, el general Alfredo Cuéllar, acusado asesinato durante la 'masacre de Sacaba', ocurrida en noviembre de 2019.

Once personas murieron durante la represión de estas protestas en apoyo al expresidente Evo Morales por parte de la fuerza pública.

Aunque en Cochabamba ha tenido lugar la manifestación más multitudinaria, también se ha replicado en ciudades como La Paz y Santa Cruz para exigir respeto hacia las fuerzas de seguridad bolivianas y para denunciar el abuso contra las Fuerzas Armadas, tal y como recoge el diario 'Los Tiempos'.

Así, decenas de militares del sector pasivo, es decir, que están jubilados o en proceso de jubilación, han marcado para denunciar la "persecución policial" después de que Cuéllar fuera condenado este jueves a arresto domiciliario por su implicación en los hechos.

Cuéllar, quien fue detenido este martes, ha asegurado ante la Fiscalía de Sacaba, en Cochabamba, que durante aquellos días sólo cumplía funciones administrativas y ejercía como quinto al mando, señala el diario boliviano 'La Razón'.

El fallo le prohíbe comunicarse con otros testigos e implicados en el caso y le obliga a acudir a la sede de la Fiscalía de Sacaba dos veces por semana para firmar, así como a abonar una fianza de 250.000 bolivianos, unos 30.500 euros.

Cuéllar ha sido el primer arrestado por estos hechos, ocurridos entre el primero de septiembre y el 31 de diciembre de 2019 como consecuencia de las protestas surgidas tras la renuncia del expresidente Evo Morales, después de que su victoria en los comicios de octubre no fuera reconocida por la oposición y una parte de las Fuerzas Armadas.

La detención ha pillado por sorpresa a algunos miembros del Ejército, que han calificado como "desconcertante" la decisión tomada por la Fiscalía de Cochabamba de detener y acusar a Cuéllar.