Actualizado 27/12/2010 16:14:52 +00:00 CET

Bolivia.- Los transportistas inician huelga indefinida por la subida del combustible

LA PAZ, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Chóferes de Bolivia (CCHB) ha comenzado este lunes una huelga indefinida contra el aumento de los combustibles de decretado por el presidente Evo Morales, quien intenta llevar adelante un paquete de medidas económicas para superar la crisis.

El Gobierno anunció la semana pasada una subida del 83 por ciento, hasta los 6,80 bolivianos (unos 0,74 euros) el litro, para el diesel; de un 73 por ciento, hasta los 6,47 bolivianos, para la gasolina de bajo octanaje, la más usada; y un 57 por ciento, hasta los 7,51 bolivianos, para la de alto octanaje.

La CCHB, el principal sindicato de transportistas con 175.000 afiliados, ha respondido inmediatamente a esta medida convocando a una paralización general e indefinida de actividades que entró en vigor la medianoche de este lunes.

Franklin Durán, portavoz de la confederación, ha informado a la prensa de que en las próximas horas los dirigentes sindicales se reunirán en La Paz para analizar otras acciones contra el decreto de Morales, pues ha asegurado que esta decisión afectará no solo el sector del transporte "sino también a la de la población en su conjunto" que, por primera vez en casi una década, deberá pagar combustibles a un precio más alto.

Durán ha adelantado que esta medida obligará a todos los chóferes a aumentar el precio de los billetes en todos los servicios: urbano, suburbano, interno y hasta externo, al referirse a los autobuses que cubren trayectos hacia los países vecinos de Bolivia.

Tanto los transportistas como los usuarios han alegado que este aumento repercutirá directamente en los precios de los productos de primera necesidad, afirmación que ha sido negada por el Gobierno boliviano que ha anunciado un aumento salarial por encima de la inflación.

El viceministro de Coordinación Gubernamental de Bolivia, Wilfredo Chávez, ha explicado que la subida del precio del combustible, anunciada hace apenas unas horas por el vicepresidente, Álvaro García Linera, es necesaria para equiparar este índice al de otros países de la región y acabar así con el contrabando.

"La nivelación de los precios de los combustibles con países circundantes era necesaria porque de otra manera el negocio del contrabando continuaría desangrando los recursos del país y de los bolivianos debido a que tendríamos que pagar el enriquecimiento de grandes contrabandistas", dijo en una rueda de prensa.