Actualizado 06/11/2006 21:35:45 +00:00 CET

Brasil.- Los abogados de las 155 víctimas del accidente de GOL presentan una demanda en Nueva York contra dos empresas

RÍO DE JANEIRO, 6 Nov. (EP/AP) -

Los representantes legales de los familiares de las víctimas del peor accidente aéreo de Brasil --que dejó un saldo de 155 muertos-- presentaron hoy una demanda en Nueva York contra dos empresas, incluyendo la Honeywell International Inc, informaron hoy los abogados.

El suceso se produjo el 29 de septiembre cuando un avión Boeing 737 de la aerolínea brasileña Gol cayó en sobre la selva un remoto amazónica del estado de Mato Grosso, en el centro de Brasil, y murieron sus 149 pasajeros y seis tripulantes.

El Boeing chocó contra un jet privado propiedad de la firma estadounidense de taxi aéreo ExcelAire, que con una de sus alas rota logró aterrizar en una pista militar en Mato Grosso. Sus siete ocupantes resultaron heridos leves y ya están recuperados.

La demanda presentada ante la corte federal del Distrito Este de Brooklyn, en Nueva York, alega que los pilotos de ExcelAire volaban a la altura equivocada en el momento de la colisión y que dejaron de seguir una serie de procedimientos.

También la demanda dijo que Honeywell, que habría fabricado un equipo clave de comunicación del jet, fue negligente al suministrar tal aparato. Las investigaciones se concentraron en las razones por las que el avión Legacy, de ExcelAire, volaba a 37.000 pies, una altitud reservada generalmente para naves que vuelan en dirección contraria a la que llevaba el jet.

El avión de Gol había salido de Manaos y debía hacer una parada en Brasilia antes de aterrizar en Río de Janeiro. El jet Legacy, en viaje inaugural, partió desde San José Dos Campos, en el estado de Sao Paulo --donde se ubica la sede de su fabricante, la Empresa Brasileira de Aeronáutica SA (Embraer)-- y debía seguir hacia Manaos antes de terminar su vuelo en Estados Unidos.

Los pilotos del jet pequeño perdieron contacto con los controladores cerca de Brasilia y al parecer dejó de funcionar su "transponder", como se llama al equipo que envía las señales a los radares en tierra y alerta a los aparatos anticolisión en el avión de que hay otras naves cerca.

"Los pilotos deberían haber notado que las comunicaciones no estaban funcionando y había suficientes razones para notarlo y muchos procedimientos que debieron ser seguidos y creemos que no lo fueron", dijo en conversación telefónica desde Brasilia la abogada Lexi Hazam, de la firma Leiff, Cabraser, Heimann & Bernstein, en San Francisco, que lleva el caso de 13 familias de víctimas del accidente.

Los resultados de la investigación oficial sobre el accidente aún no ha sido divulgados. La oficina de prensa de ExcelAire dijo en un correo electrónico que conocían de la demanda y que estaban preparando una respuesta. "Honeywell carece de cualquier evidencia que indique que su transponder en el Legacy no estaba funcionando o que Honeywell sea responsable por el accidente", indicó el portavoz de Honeywell, Bill Reavis, en una nota.

Los pilotos del Legacy, los estadounidenses Joseph Lepore y Jan Paladino, han negado cualquier falla. Ambos permanecen en un hotel en Río debido a que sus pasaportes fueron decomisados por la policía brasileña a comienzos de octubre para evitar que salieran del país.