Aumentan a 58 los muertos por el colapso de una presa en Brasil

Inundación tras la rotura de una presa minera en Brumadinho, Brasil
REUTERS / WASHINGTON ALVES
Actualizado 28/01/2019 8:36:42 CET

BRASILIA, 27 Ene. (Reuters/EP) -

El número de fallecidos por el colapso de una presa minera en la localidad brasileña de Brumadinho, en Minas Gerais, ha aumentado a 58 personas, según ha informado este domingo el portavoz de la Agencia de Protección Civil del estado brasileño, Flavio Godinho.

Según ha afirmado durante una serie de declaraciones recogidas por la televisión brasileña, se espera que durante las próximas horas el número de víctimas mortales aumente.

Horas antes, las misiones de rescate para intentar recuperar los cuerpos de los fallecidos habían sido suspendidas por la amenaza de ruptura en una segunda presa de la localidad que ha llevado a la evacuación de 24.000 residentes, según las autoridades. El número de desaparecidos ronda los 280.

Los bomberos de Minas Gerais e integrantes de la Defensa Civil han ido casa casa por casa avisando a sus vecinos y cortando varias carreteras que bajan hasta el valle donde ocurrió la tragedia el viernes ante el temor a que pudiera repetirse un accidente.

El último balance eleva a 166 el número de trabajadores de Vale, la operadora de la presa, que han desparecido y a 130 las personas ajenas a la minera que aún no han sido localizadas. En cuanto a los 176 evacuados con vida, 23 están hospitalizados.

La presa que ha sufrido la rotura era usada para la recirculación del agua en una planta de contención de residuos para sucesos de emergencia. En la página web de Vale figura que podía contener hasta un millón de metros cúbicos.

El Gobierno de la región de Minas Gerais ha impuesto una multa de 99 millones de reales brasileños --equivalentes a unos 23 millones de euros-- a la empresa propietaria de la mina por los daños causados por el colapso de la presa.

Fotografías publicadas por diversos medios de comunicación y en las redes sociales muestran la zona río abajo llena de agua y lodo. Se teme que varias viviendas hayan quedado sepultadas.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha dicho a través de la red social Twitter "lamentar" el suceso y ha resaltado que "la mayor preocupación en estos momentos es atender a las eventuales víctimas de esta grave pérdida".

Para leer más