Brasil.- Coelho asegura que el Camino de Santiago cambió su visión de la vida pero descarta recorrerlo a pie de nuevo

Actualizado 29/03/2006 22:16:00 CET

Afirma que la Ruta "no perdió espiritualidad" pese a la urbanización de muchos pueblos y destacó que ahora "se ha democratizado"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor brasileño Paulo Coelho aseguró hoy en la capital gallega que el Camino de Santiago, que realizó a pie por primera vez en 1986, cambió su visión de la vida pero descartó recorrerlo de nuevo andando "porque las cosas se hacen una vez y se viven intensamente".

El autor de éxitos como 'El Alquimista' (1988) comenzó su carrera literaria tras recorrer la Ruta Xacobea hace 20 años, experiencia que le llevó a escribir 'El Peregrino de Compostela' (1987). "El Camino me cambió, antes veía las cosas de manera complicada y después me enteré de que eran más simples y quería plasmarlo", afirmó, en rueda de prensa, antes de participar en una firma de libros en Santiago.

Por ello, Coelho manifestó que intenta "no perder el significado" de lo que le enseñó el peregrinaje a Santiago, por lo que indicó que desde el 20 de marzo se propuso viajar, aunque no con la intención manifiesta de escribir un nuevo libro, durante tres meses para terminar su viaje en Vladivostok (Siberia). "Iré a donde me lleve el viento", agregó.

Además, recordó que regresó en varias ocasiones a la capital gallega, como en 1999, año en el que recibió la Medalla de Oro de Galicia, además de volver en algunas ocasiones en las que realizó la Ruta Xacobea, pero en diferentes medios de locomoción. "La peregrinación empieza cuando sales de casa y termina cuando vuelves", aclaró.

"EL CAMINO HACE AL CAMINANTE"

En este sentido, el escritor nacido en Río de Janeiro indicó que se sorprendió "mucho" cuando pasó en coche por muchos pueblos del Camino de Santiago que "están totalmente urbanizados". Sin embargo, aseguró que la ruta "no perdió espiritualidad". "Antes era más para los elegidos y ahora se ha democratizado", aseveró, aunque insistió en que "el camino hace al caminante".

Coelho, quien aseguró que se dio cuenta de que "el camino empieza en Santiago y no termina en esta ciudad", cumplirá mañana con el rito de acudir a la Catedral compostelana tras finalizar la Ruta Xacobea.

Posteriormente, se desplazará a Fátima, donde tiene prevista una firma de libros, para continuar camino a Vitora (País Vasco), donde recibirá una homenaje los días 3 y 4 de abril por hablar de la catedral de la ciudad vasca en su última obra 'El Zahir' (2005).

ADICTO A INTERNET

El escritor brasileño, que ha vendido más de 56 millones de ejemplares de sus obras en más de 80 países, confesó que es "un poco adicto" a Internet y reconoció que hace nueve días que no navega en la red, algo que calificó como "surrealista".

Además, aseguró que cuando escribe un libro se pone en el tema de esa obra únicamente y afirmó que los críticos de sus libros "son los lectores" y no los académicos. "No se puede intentar dejar a todos contentos", matizó.

Paulo Coelho nació en Río de Janeiro (Brasil) el 24 de agosto 1947, en el seno de una familia burguesa. Su padre era ingeniero y su madre, de fuertes creencias católicas, era ama de casa. Estudió con los jesuitas y comenzó la carrera de Derecho, abandonándola a finales de los años 60 para vivir inmerso en la cultura hippie del momento, recorriendo diferentes países del continente americano y europeo.

En 1972 iniciaría su trayectoria como autor, que incluye trabajos periodísticos, guiones para la pequeña pantalla, dirección escénica o composición de canciones (especialmente para Raul Seixas), aunque su fama viene derivada de su labor como novelista.

En 1974 fue encarcelado, acusado de subversión por el Gobierno brasileño. Se casó con la pintora Cristina Oiticia y con ella adoptó en los años 80 los preceptos de la orden religiosa RAM (Rigor, Amor y Misericordia), con sede central en Holanda.