Actualizado 27/05/2015 14:33:51 +00:00 CET

Brasil consigue frenar la deforestación de la Mata Atlántica

La Mata Atlántica
Foto: WIKIPEDIA

RÍO DE JANEIRO, 27 May. (Notimérica) -

   El Brasil verde es conocido fundamentalmente por albergar la Amazonía, el pulmón verde del planeta, pero también es el hogar de un ecosistema selvático menos conocido, la Mata Atlántica, que a pesar de que sigue muy amenazado ha visto disminuida la tasa de deforestación un 24% en 2014.

   Según datos de la ONG SOS Mata Atlántica y el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe en sus siglas en portugués) el año pasado se talaron 183 kilómetros cuadrados de este ecosistema, contra los 240 kilómetros de 2013.

   El manto verde de la Mata Atlántica ocupa a día de hoy un 12,5% de su espacio original -llegó a extenderse por 1.300.000 kilómetros  cuadrados- y se reparte por 17 estados brasileños, la mayoría en el sureste, donde se concentra el grueso de la población y las áreas industriales.

   Por este motivo su conservación es muy precaria: hasta el año 2000 se perdían aproximadamente dos mil kilómetros cuadrados al año, pero hubo un punto de inflexión con la aprobación en 2006 de la Ley de la Mata Atlántica, que establece normas sobre la conservación y ofrece ayudas a los municipios que se comprometan a recuperar el ecosistema.

   En 2014 diversos estados apenas deforestaron un kilómetro cuadrado de este valioso bosque tropical: São Paulo, Río de Janeiro, Rio Grande do Sul, Pernambuco, Goiás, Espírito Santo, Alagoas, Sergipe y Paraíba. En el otro extremo están los estados de Minas Gerais y Piauí, donde se perdieron más de 56 kilómetros cuadrados de selva en cada uno.

   Los ecologistas recuerdan que el reto ahora es consolidar los esfuerzos y conseguir que la selva vuelva a los terrenos de donde desapareció hace años, y subrayan que la Mata Atlántica ayuda a conservar los manantiales, controla el equilibrio climático, frena la erosión y conserva la fertilidad del suelo. La grave sequía que atraviesa ahora el sureste brasileño sería probablemente muy diferente si este ecosistema estuviera mejor conservado.

   Además de en Brasil se pueden encontrar fragmentos de Mata Atlántica en Paraguay y Argentina. En sus bosques viven 20.000 especies vegetales, 849 especies de aves, 370 especies de anfibios, 200 de reptiles, 270 de mamíferos y 350 tipos de peces, lo que la convierte en uno de los puntos con una biodiversidad más rica del mundo. Algunos expertos consideran que incluso supera a la Amazonía.