Brasil.- Continúan rebeliones en 45 cárceles, con 217 rehenes, mientras 'Lula' ofrece la ayuda del Ejército

Actualizado 15/05/2006 19:02:00 CET

SAO PAULO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Tres días después del inicio de las rebeliones en prisiones del estado de Sao Paulo, un total de 45 unidades penitenciarias, entre las que se incluyen cárceles y centros de detención provisional, continúan con motines, según informó la Secretaría de Administración Penitenciaria.

Asimismo, 217 personas permanecen como rehenes y se desconocen el número exacto de muertos o heridos que se han producido en el interior de las unidades penitenciaras. Según la emisora Jovem Pan, la situación en la región Presidente Prudente, donde se concentra el mayor número de cárceles del país, la situación es crítica. En concreto, en la prisión de Lucelia, donde hay cinco rehenes, el batallón de choque está preparado para intervenir.

Mientras tanto, el presidente del país, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, que ya está de vuelta en Brasilia tras la cumbre de Viena, ha ofrecido a las autoridades de Sao Paulo el apoyo de la Policía Federal y el Ejército.

La violencia desatada en el estado de Sao Paulo desde el pasado viernes alcanza ya una cifra de 72 personas muertas, en un total de 150 ataques, según el último balance. Las víctimas mortales son 20 policías militares, cinco policías civiles, tres guardias municipales, ocho agentes penitenciarios, 23 sospechosos, 11 presos y dos civiles.

Mientras, la Compañía de Ingeniería del Tráfico suspendió hoy el tráfico rodado en la ciudad de Sao Paulo, de unos 18 millones de habitantes, debido a los ataques que vienen sufriendo los autobuses. Un total de 63 han sido quemados.

Las acciones violentas han sido organizadas por el Primer Comando de la Capital (PCC), el principal grupo criminal del estado, relacionado con el narcotráfico, como respuestas a una decisión del Gobierno de la región de aislar a los líderes de la organización.

El jueves, 765 presos fueron transferidos a la cárcel número 2 de Presidente Venceslau, 620 kilómetros al oeste de Sao Paulo, con la intención de impedir las acciones organizadas por la facción, y el viernes ocho líderes del PCC fueron llevados a declarar a la sede del Departamento de Investigaciones sobre el Crimen Organizado (DEIC), en la zona norte del estado.

Entre estos ocho miembros del PCC se encontraba Marcos Willians Herba Camacho, alias 'Marcola', que ayer fue llevado a la cárcel Presidente Bernardes, 589 kilómetros al oeste de Sao Paulo y considerada la prisión más segura del país, donde permanecerá bajo el denominado Régimen Disciplinar Diferenciado, más riguroso.