Actualizado 20/05/2011 04:44 CET

La Corte Federal condena a un controlador aéreo por el choque de dos aviones en la Amazonía en 2006

SAO PAULO, 20 May. (Reuters/EP) -

La Corte Federal de Brasil ha condenado a tres años y cuatro meses de cárcel al controlador aéreo Lucivando Tiburcio de Alencar por su responsabilidad en el choque de dos aviones en la Amazonía en 2006, en un accidente que le costó la vida a 154 personas. No obstante, podrá sustituir la pena por servicios a la comunidad.

El juez Murilo Mendes del estado de Mato Grosso (oeste) ha considerado que existió negligencia en el comportamiento de Tiburcio de Alencar, por lo que también le ha impuesto la prohibición de ejercer como controlador aéreo durante el tiempo fijado para la pena.

En cambio, el también controlador aéreo Jomarcelo Fernandez dos Santos ha sido absuelto de todos los cargos por hacer peligrar la seguridad del tráfico aéreo brasileño.

Esta semana, el mismo juez ha condenado también a Joseph Lepore y Jan Paul Paladino, pilotos del pequeño aparato, a cuatro años de cárcel, que podrán ser sustituidos por servicios a la comunidad en Estados Unidos, de donde son originarios.

El suceso tuvo lugar en septiembre de 2006, cuando un pequeño avión utilizado habitualmente para viajes de negocios rozó sus alas con un Boeing 737 de la aerolínea brasileña GOL, adentrándose en la selva del Amazonas, en uno de los peores accidentes aéreos de la historia del país sudamericano.

En las primeras semanas tras el accidente, las autoridades brasileñas criticaron duramente a los pilotos y a los controladores aéreos al considerar que había concurrido un error humano. Un informe de ese mismo año elaborado por la Fuerza Aérea Brasileña reveló que ambos aviones habían sido autorizados a volar a la misma altura, unos 11.000 metros.

Tras este suceso, los controladores aéreos brasileños llevaron a cabo una serie de protestas para denunciar sus condiciones de trabajo y la existencia de puntos ciegos en los radares, lo que llevó a un colapso del sector a principios de 2007.