Actualizado 26/12/2013 15:40 CET

El Ejército despliega 170 militares en las zonas más afectadas por las lluvias torrenciales en Espíritu Santo

ESPÍRITU SANTO, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno brasileño ha desplegado 170 militares del Ejército en el estado de Espíritu Santo (ES), en el este del país, para dar apoyo a los equipos que están actuando en el área afectada por las lluvias torrenciales que han dejado más de una decena de muertos.

   Conforme recoge el portal G1, 40 efectivos se quedarán en Grande Vitória y 130 irán a Colatina, uno de los municipios más afectados. Además de este grupo, otros efectivos ya han llegado al estado.

   El domingo fueron enviados 70 hombres de la Fuerza Nacional que se han distribuido por los municipios de Linhares, Nova Venécia, Santa Leopoldina y Grande Vitória. El miércoles otros 20 hombres del Cuerpo de Bomberos de Río de Janeiro se han unido al Agrupamiento de Búsqueda y Salvación, especialistas en salvamento en desastres.

   De acuerdo con el comandante del Ejercito, también se está enviando una cocina de campaña con la capacidad de 200 comidas por hornada.

   Para evitar el desperdicio, las donaciones fueron suspendidas por el Gobierno de Espíritu Santo que intenta organizar los productos donados. Mientras tanto, según recoge el portal citado, en los próximos días las donaciones se volverán a recoger.

   El miércoles, con ocasión de las fiestas navideñas, los voluntarios que estaban trabajando en la zona desde hace casi dos semanas se tomaron el día de descanso, pero retomarán el trabajo este jueves.

   Calificado por el gobernador, Renato Casagrande, como el mayor evento climático de la historia de Espíritu Santo, la tragedia también chocó a la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, que dijo no haber visto tanto agua nunca, después de sobrevolar la zona afectada.