Actualizado 08/06/2015 09:52 CET

Evangélicos piden perdón a los homosexuales en el Orgullo de Sao Paulo

XIX Marcha del Orgullo Gay de Sao Paulo
Foto: REUTERS

SAO PAULO, 8 Jun. (Notimérica) -

   Diversos colectivos de evangélicos han protagonizado este domingo la XIX Marcha del Orgullo Gay de Sao Paulo al pedir perdón al colectivo homosexual por el trato que normalmente recibe de estas iglesias neopentecostales, cuyos pastores no han dejado de proferir mensajes homófobos en los últimos días.

   Con carteles como 'Jesús cura la homofobia', medio centenar de evangélicos partidarios de la tolerancia y el respeto han querido lanzar un mensaje de fraternidad y han sido muy buen acogidos por los cientos de miles de participantes que han inundado la Avenida Paulista.

   "Jesús ama a todos, independientemente de la orientación sexual, el credo o la raza", ha explicado a Notimérica el pastor José Rounique, de la Comunidad Evangélica Familia Apostólica do Senhor, que ha recordado que el principal mensaje que transmitió Jesús es que había que amar al prójimo.

   El acto tiene una significación especial porque se produce días después de que pastores evangélicos ultraconservadores, como Silas Malafaia, animaran a hacer un boicot a la marca de cosméticos Boticário por haber lanzado un anuncio de televisión en el que aparecían parejas homosexuales abrazándose.

   Las referencias a la polémica de Boticário han estado presentes en la manifestación, que a pesar de su ambiente carnavalesco y colorido habitual ha sido una de las más políticas de los últimos años.

   Además de las críticas al conservadurismo de la Iglesia se han escuchado gritos contra el presidente del Congreso Nacional, Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático de Brasil), famoso por su ideología conservadora y contraria a los derechos de la comunidad LGTB.

   Las reivindicaciones se han extendido a la presidenta Dilma Rousseff, que en campaña electoral prometió una Ley contra la Homofobia que nunca llega, en gran parte debido a los obstáculos que le pone Cunha y el PMDB --que en principio en su principal aliado-- y a la importante presencia de diputados evangélicos en el Congreso.

   Una veintena de camiones de sonido, los míticos 'tríos elétricos', han llenado de música retumbante las calles del centro de Sao Paulo y han transportado a algunas de las celebridades locales presentes, como la funkeira carioca Valesca Popozuda y algunas estrellas internacionales, como las actrices de la serie Orange is the New Black, que han desfilado en el camión de Netflix, uno de los más populares.

   El dinero que mueve un evento de estas características -la de Sao Paulo está considerada la manifestación del Orgullo Gay más grande del mundo_no pasa desapercibido para todo tipo de empresas e instituciones que patrocinan como cada año los 'tríos elétricos'.

   Dos de ellos contaban con el aval de Estados Unidos y Gran Bretaña; este último tenía como lema The love is Great Britain e incluía a algunos de los famosos guardianes del Palacio de Buckingham, aunque en esta ocasión eran mulatos y no estaban quietos como estatuas, sino que se contoneaban semidesnudos para alegría de los asistentes.