Actualizado 15/05/2006 16:05 CET

Brasil.- Las fuerzas de seguridad de Sao Paulo evitan comparar los incidentes violentos con "terrorismo"

SAO PAULO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El comandante general de la Policía Militar, el coronel Elizeu Eclair Teixeira Borges, y el director del Departamento de Investigaciones sobre el Crimen Organizado (DEIC), Godofredo Bittencour, evitaron usar el término "terrorismo" para definir la ola de actos criminales que sufre el estado de Sao Paolo desde el pasado viernes, que ha costado ya la vida a 72 personas.

Controles, delegaciones y policías de servicio o de paisano han sido objetivo de disparos, decenas de autobuses han sido incendiados y agencias bancarias también han recibido ataques. Se responsabiliza de la violencia al grupo criminal Primer Comando de la Capital (PCC), el más importante del estado, ligado al narcotráfico.

"Son ataques cobardes, en lugares que ellos (los criminales) sabían que la reacción sería mínima. Puestos, edificios cerrados, policías fuera de servicio...Vean si fueron atacar el DEIC o el Denarc (Departamento de Narcóticos)", señaló Bittencourt. "De hecho, están atacando inmuebles", completó el coronel Borges. Ambos dirigentes comparecieron ayer ante los medios de comunicación de manera conjunta.

Bittencourt también aprovechó para criticar directamente el método de trabajo de la Secretaría de Seguridad Pública que, según él, se ha dedicado "demás" a atender las peticiones de los presos. "Llegó un momento en que la propia Secretaría percibió que (los presos) querían mucho más de lo que se les podía dar. Fue en ese momento cuando percibimos un movimiento y decidimos aislar a los líderes. Para evitar precisamente lo que acabó pasando", agregó.

El jueves, 765 presos fueron transferidos para la cárcel número 2 de Presidente Venceslau, 620 kilómetros al oeste de Sao Paulo, con la intención de impedir las acciones organizadas por la facción, y el viernes ocho líderes del PCC fueron llevados a declarar a la sede del Departamento de Investigaciones sobre el Crimen Organizado (DEIC), en la zona norte del estado.

Entre estos ocho miembros del PCC se encontraba Marcos Willians Herba Camacho, alias 'Marcola', que ayer fue llevado a la cárcel Presidente Bernardes, 589 kilómetros al oeste de Sao Paulo y considerada la prisión más segura del país, donde permanecerá bajo el denominado Régimen Disciplinar Diferenciado, más riguroso.