Actualizado 14/06/2013 05:45 CET

Un hombre guaraní muere asesinado por pistoleros a las órdenes de ganaderos en Mato Grosso do Sul

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre guaraní ha sido asesinado por un grupo de pistoleros a las órdenes de ganaderos cuando ha regresado a las tierras de esta comunidad indígena en el estado brasileño de Mato Grosso do Sul, según ha informado Survival International.

Celso Rodrigues, de 42 años de edad, "sufrió una emboscada a manos de dos pistoleros mientras caminaba cerca de un arroyo". "Su padre está muy apenado y enfadado, al igual que yo", ha dicho el líder de la comunidad indígena. "Es muy triste ver morir a nuestros familiares", ha añadido.

Al parecer, Rodrigues fue atacado cuando regresaba a la reserva natural de Arroio Korá, ubicada en la localidad de Paraguasú, en el oeste de Mato Grosso do Sul, que los indígenas guaraníes recuperaron el pasado mes de agosto.

Desde entonces, la ONG ha denunciado que "los indígenas guaraníes han sido víctimas de numerosos episodios de violencia e intimidación". "Yo he tenido que huir de las balas en varias ocasiones. Realmente duele que los ganaderos sigan amenazándonos, pero hemos decidido quedarnos. Tendrían que matarnos a todos para que nos fuéramos", ha dicho uno de ellos.

Este caso se enmarca en los violentos enfrentamientos por la tierra que desde el pasado mes de mayo protagonizan propietarios e indígenas en la hacienda de Buriti, en un conflicto que llegó a los tribunales de justicia hace 13 años y que todavía no se ha resuelto.

Los enfrentamientos se han radicalizado en las últimas semanas porque, según los indígenas, uno de los suyos ha muerto a causa de un disparo, que no se sabe si lo realizaron los terratenientes o los guardias de seguridad de las fincas, y tres están desaparecidos.

Los indígenas exigen al Gobierno que lleve a cabo una demarcación que les permita recuperar lo que consideran sus terrenos ancestrales, mientras que los terratenientes le piden que garantice su derecho de propiedad.

En este contexto, Survival International ha pedido al Gobierno de Brasil "que investigue en profundidad este asesinato y que lleve a los culpables ante la justicia", al tiempo que le ha instado a "que demarque con urgencia las tierras ancestrales de los guaraníes".

La ONG ha indicado que "tras la usurpación de sus tierras para dejar paso a ganado y plantaciones de soja y caña de azúcar, muchos indígenas viven en reservas superpobladas o en campamentos en las cunetas de carreteras donde son víctimas de la desnutrición, alcoholismo y violencia".

"Brasil recibe halagos por su historia de éxito económico, se le otorga el honor de acoger los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol, pero ¿Cuántas personas conocen la turbia verdad?", ha cuestionado el director de Survival International, Stephen Corry.

"En la carrera por obtener beneficios a cualquier coste ya se han perdido cientos de vidas inocentes y los medios de subsistencia de miles de personas están siendo destruidos. Este asesinato forma parte de una serie de muertes recientes. ¿Qué va a hacer el Gobierno para evitar más derramamiento de sangre? Prácticamente nada", ha criticado.