Actualizado 31/12/2006 18:20:53 +00:00 CET

Brasil.- Hombres armados atacan a tiros y con granadas varias comisarías de Río de Janeiro sin provocar heridos

RÍO DE JANEIRO, 31 Dic. (EP/AP) -

Hombres armados atacaron a tiros al menos dos comisarías de policía la pasada madrugada en los barrios de Campinho y Jacarepaguá de Río de Janeiro, situados en el norte de la ciudad, según informa el diario local 'O Globo'.

Miembros del Batallón de Operaciones Especiales de la policía mantenían tomado el barrio de Complexo do Alemao, donde ocurren frecuentes tiroteos entre agentes y traficantes de drogas.

Asimismo, la oficial 'Agencia Brasil' informó que desconocidos lanzaron anoche tres granadas contra el cuartel de bomberos en la zona de Santa Tereza, en el centro de la ciudad, destruyendo dos vehículos, aunque sin provocar heridos.

"Nuestro trabajo siempre fue salvar vidas, sea quien sea, y nunca tuvimos problemas con los traficantes de la región. No soy un especialista en seguridad, pero creo que ese ataque tiene que ver con el hecho que el cuerpo de bomberos es un órgano público", explicó el jefe del estado mayor del Cuerpo de Bomberos, coronel Marcos Silva.

Las autoridades no aclararon si se trata de acciones aisladas o forman parte de la serie de atentados que conmocionó la ciudad durante la noche del miércoles al jueves. Los ataques de grupos de traficantes --con quema de autobuses y disparos sobre comisarías de policía-- dejaron 19 muertos entre civiles, policías y supuestos delincuentes.

Para evitar nuevos atentados, la policía desplegó el jueves cientos de agentes y ocupó diez de los más conocidos barrios o favelas de Río de Janeiro, principal destino turístico de Brasil.

La policía militar informó que 20.734 agentes, lo que supone un aumento del 20 por ciento con respecto a 2005, han sido desplegados para las celebraciones de fin de año, cuando se espera que casi dos millones de personas visiten la playa de Copacabana para asistir al tradicional espectáculo de fuegos artificiales que marcan la llegada del nuevo año.

Con frecuentes tiroteos entre bandas rivales o entre grupos armados y las autoridades --en hechos de violencia que raramente desbordan las pobres barriadas del norte capitalino--, Río de Janeiro es una de las ciudades más violentas del mundo con una tasa anual de casi 50 homicidios por cada 100.000 habitantes.