Publicado 20/04/2021 13:07CET

Brasil.- La OIM destaca que el programa de reubicación de migrantes venezolanos en Brasil les da "dignidad"

Archivo - Migrantes venezolanos en Colombia
Archivo - Migrantes venezolanos en Colombia - DANIEL GARZON HERAZO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha destacado este martes que el programa de reubicación de migrantes venezolanos puesto en marcha Brasil hace tres años ofrece a "miles" de personas "dignidad" y "esperanza".

En concreto, según los datos recogidos por la OIM, más de 50.000 venezolanos residentes en el estado brasileño de Roraima (norte) han sido reasentados en 675 ciudades brasileñas desde que el programa se puso en marcha, una iniciativa que ha favorecido la calidad de vida de cerca de uno de cada cinco migrantes venezolanos en Brasil.

El plan es parte de la Operación Acogida, la respuesta del Gobierno de Brasil al flujo de migrantes y refugiados venezolanos en el país latinoamericano. Pretende reducir la presión sobre las comunidades fronterizas vulnerables, el primer destino de los migrantes, y favorecer su integración para que encuentren empleos en otras ciudades.

Una encuesta elaborada por la agencia dependiente de Naciones Unidas revela que el 77 por ciento de los participantes --360 migrantes-- encontraron empleo a las pocas semanas de llegar a su nuevo destino, en comparación con el 7 por ciento de los migrantes venezolanos que tienen trabajo en Roraima. Como resultado, según las propias familias, entre las seis y ocho primeras semanas de vida en sus nuevas ubicaciones, sus ingresos se incrementaron.

Antes de la recolocación, seis de diez de los entrevistados vivían en refugios temporales y el 3 por ciento eran mendigos. Cuatro meses después de ser reubicados, ninguno de ellos dormía a la intemperie. Además, la mayoría de ellos había alquilado una vivienda, mientras solo el 5 por ciento vivía en acomodaciones temporales. Asimismo, después de ser recolocadas, todas las familias tenían al menos un hijo escolarizado, en comparación con el 65 por ciento que los tenía antes de mudarse.

La pandemia de COVID-19 no ha frenado la recolocación de los migrantes. Desde que comenzó, más de mil venezolanos han sido trasladados de forma segura cada mes. Todos las personas que se han embarcado en este tipo de viajes se han sometido a pruebas diagnósticas de la enfermedad, además de otras medidas para prevenir la expansión del virus.

"La respuesta implementada por el Gobierno brasileño ha ayudado con éxito a miles de venezolanos a reconstruir sus vidas con dignidad", ha resumido el jefe de la misión de la OIM en Brasil, Stéphane Rostiaux, que ha subrayado que la entidad ha logrado "un importante hito" en el marco de la pandemia, "que ha interrumpido inesperadamente las vidas de muchos".

En esta línea se ha expresado también Jose Egas, el representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. "La estrategia de recolocación interna ha demostrado efectividad dando a los venezolanos desplazados la oportunidad para un nuevo comienzo", ha señalando, destacando que se trata de un "modelo práctico para la región y para el mundo".

La Operación Bienvenida cuenta con el apoyo del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (R4V), compuesto por 48 organizaciones de la sociedad civil y Naciones Unidas, lideradas por la OIM y ACNUR, que desde 2018 han apoyado mediante la verificación de la documentación de los migrantes, las consultas médicas antes de los viajes o la financiación de los costes de los mismos.

La plataforma del R4V para Brasil necesita una financiación de 98 millones de dólares (más de 81 millones de euros) para prestar asistencia a los venezolanos, incluidas las actividades relacionadas con la estrategia de reubicación.

Contador