Actualizado 30/12/2006 16:04:41 +00:00 CET

Brasil.- La policía y las bandas criminales se enfrentan a tiros esta madrugada en Río de Janeiro

RIO DE JANEIRO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Río de Janeiro volvió a registrar cinco muertos en una noche de violencia y acciones criminales en la madrugada de este sábado en diferentes barriadas de la ciudad. La ola de violencia, que se inició el pasado jueves, provocó ya la muerte de diez civiles y dos policías militares, además de numerosos heridos, según fuentes policiales.

Según la cadena de televisión O'Globo, durante esta madrugada fallecieron cinco personas y hay un gran número de heridos, entre los que se encuentran dos agentes policiales.

Testigos presenciales afirmaron que en la Ciudad Alta observaron un autobús quemado durante la serie de ataques.

En la favela de Muquiço, la policía abatió a cinco sospechosos durante un dispositivo. La policía afirmó que los cinco fallecidos disponían de 12 fusiles, dos pistolas, ocho bombas de fabricación casera, una granada y un revólver de calibre 38, informa hoy el diario brasileño 'La Fohla de Sao Paulo'.

En la región de la favela Nueva Holanda, en las próxima da avenida Brasil, los policías aprehendieron dos cócteles molotov, cuatro bombas caseras y un radio transmisor. En este caso los sospechosos huyeron.

En la de Pavuna, un grupo que supuestamente se preparaba para un ataque se enfrentó a tiros con la policía.

Las autoridades de Río de Janeiro habían reforzado la seguridad tanto en las calles como en 10 de las 712 barriadas o favelas tras la ola de ataques que las bandas protagonizaron durante las noches del miércoles y el jueves, cuando incendiaron al menos media docena de autobuses y dispararon contra los puestos de la policía. Durante esas dos noches de violencia se produjo la muerte de 18 personas, entre ellas siete personas que murieron calcinadas dentro de un autobús. La octava víctima de ese ataque falleció esta madrugada en el hospital Pedro Segundo, quien después de sufrir quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo, no logró sobrevivir.

Las imágenes de la citada cadena de televisión muestran calles desiertas y personas protegiéndose en las esquinas durante la madrugada a la espera de autobuses, pero la circulación de estos, quedó interrumpida por las respectivas empresas en previsión de nuevos ataques.

Según las autoridades policiales estas bandas se dedican sobretodo al tráfico de drogas y esta semana protagonizaron esta serie de altercados, que según la prensa local, son atentados para realizar una demostración de fuerza ante la llegada del nuevo Gobierno del Estado de Río, el próximo 1 de enero.

También la policía sostiene que los atentados son parte de una represalia de grupos criminales contra presuntas milicias integradas por policías en activo y otros retirados que se dedican desde hace unos meses a combatir, por su cuenta, las bandas de las favelas. Las favelas del norte de Río de Janeiro son una de las zonas más violentas del mundo, con una tasa anual de casi 50 homicidios por cada 100.000 habitantes.