Actualizado 12/03/2016 19:19 CET

Brasil quiere aumentar las penas para aquellas mujeres que aborten en caso de microcefalia

Miriam Araujo holds Lucas, her 4-months old child born with microcephaly at thei
RICARDO MORAES / REUTERS

   BRASILIA, 12 Mar. (Notimérica) -

   El congresista brasileño Anderson Ferreira (PR-PE), autor del proyecto 'Estatuto de la Familia' y aprobado en la Cámara de los Diputados, ha presentado un proyecto de ley en el que se aumenta la pena en caso de que una mujer aborte si el feto tiene microcefalia u otra anormalidad.

   Para el diputado brasileño, el aborto no resuelve los problemas de la sociedad, pero el estado puede proporcionar las condiciones necesarias para tener una vida digna.

   "Soy autor del proyecto 'Estatuto de la Familia', que ya fue aprobado en la Cámara de los Diputados. La intención era precisamente crear un instrumento para que las familias puedan tener acceso a las políticas públicas. Cuando nace un niño tiene el derecho a la salud, educación, seguridad, alimentación. Está en la Constitución", indicó Ferrerira según recoge la agencia estatal brasileña 'Agencia Brasil'.

   El Proyecto de Ley pretende modificar el artículo 127 del Código Penal, abogando por el aumento de la pena de un tercio a la mitad cuando el aborto se haya producido por causa de microcefalia o cualquier otra anormalidad en el feto, provocado o consentido por la propia gestante o por terceros, con o sin el consentimiento de la mujer.

   Este proyecto promovido por Ferrerira es una respuesta ante un "intento del movimiento feminista que quiere aprovecharse de un momento dramático y de pánico entre las familias para reanudar la defensa del aborto en nuestro país", señaló Ferreria.

   El aumento de la relación entre las mujeres embarazadas infectadas por el Virus Zika y la microcefalia en los fetos ha hecho que se reanude el debate del aborto en Brasil. Para el diputado, la mejor manera de prevenir el estallido de microcefalia entre recién nacidos es combatir el mosquito Aedes aegypti con medidas efectivas y crear mecanismos de prevención en la sociedad.

   Un grupo de abogados, académicos y activistas están preparando una acción para entregar a la Corte Suprema Federal, en el que se recoge el derecho de una mujer a interrumpir el embarazo en caso de estar infectada por el Virus Zika. "Lo que queremos garantizar es que no haya acceso al aborto libre, combinando el acceso a la información sobre la infección y la epidemia, para que las mujeres puedan tomar una mejor decisión para llevar a cabo el aborto", aseguró la antropóloga e investigadora Debora Diniz, la cual está al frente de la acción.

    En contra, para Ferreria, el movimiento no tienen en cuenta que el diagnóstico de microcefalia solo se puede realizar entre el sexto y octavo mes de gestación, cuando el niño ya está formado. "Hay vidas en juego, en vez de querer matar a los mosquitos, los defensores del aborto quieren matar al niño", añadió.

   Según el congresista, hay varios casos de niños que nacen con microcefalia y ahora llevan una vida normal. "Quien defiende el aborto en estos casos defiende una selección de los seres humanos, que solo tiene derecho a nacer quien es perfecto físicamente".

   Actualmente, el Código Penal establece penas de prisión de uno a tres años para aquella mujer que causa aborto por sí sola o que permite a alguien más para llevar a cabo la interrupción del embarazo. Si el aborto es causado por terceros sin el consentimiento de la mujer embarazada, la pena es de tres a diez años de prisión. Si hay consentimiento, la pena es de prisión de uno a cuatro años.