Publicado 29/04/2020 15:41:25 +02:00CET

Brasil.- Relatores de la ONU alertan de que las políticas de austeridad en Brasil ponen en peligro vidas

Simpatizante de Jair Bolsonaro
Simpatizante de Jair Bolsonaro - Dario Oliveira/ZUMA Wire/dpa

"Los estados deberían construir un futuro mejor para sus poblaciones, no fosas comunes", subrayan los expertos

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Expertos de Naciones Unidas han advertido de que la pandemia de coronavirus "ha magnificado los impactos adversos" de la enmienda constitucional aprobada en 2016 en Brasil, en virtud de la cual el gasto público en el gigante suramericano está limitado durante dos décadas, hasta el punto de que estaría poniendo vidas en peligro en plena pandemia de coronavirus.

"Los efectos son ahora dramáticamente visibles en la crisis actual", han advertido el experto independiente en Derechos Humanos y deuda externa, Juan Pablo Bohoslavsky, y el relator sobre la extrema pobreza, Philip Alston, que ya en 2018 instaron a Brasil a "poner los Derechos Humanos en el centro de sus políticas económicas".

Los dos expertos han señalado en un comunicado que solo el 10 por ciento de los municipios brasileños tienen camas de cuidados intensivos y el Sistema Único de Salud no tiene la mitad del número de plazas hospitalarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El debilitado sistema de salud está sobrecargado y no logra proteger el derecho a la vida y la salud de millones de brasileño/as que están en grave riesgo", han denunciado, en un mensaje de aviso que se extiende también a otros sectores como "la educación, la vivienda, la alimentación, el agua y el saneamiento y la igualdad de género".

ANTEPONER LA SALUD A LOS INTERESES "DE UNOS POCOS"

Los dos expertos, que temen especialmente por las consecuencias de los recortes en grupos vulnerables, han reclamado la derogación de la enmienda constitucional y de otras medidas de austeridad para atender las necesidades de todos. "No es admisible poner en peligro la salud y la vida de las personas, incluidos los trabajadores de la salud, por el interés financiero de unos pocos", han remachado.

En este sentido, se han preguntado "quién será responsable cuando las personas mueran debido a decisiones políticas que vayan en contra de la ciencia y el consejo médico experto", sin aludir directamente a las medidas adoptadas por el Gobierno de Jair Bolsonaro, que ha cuestionado los criterios de la OMS.

Esperan que la pandemia de coronavirus sea una "oportunidad" para que los gobiernos "se replanteen sus prioridades", por ejemplo mejorando el sistema universal de salud o aplicando reformas fiscales "progresivas". "Los estados de todo el mundo deberían construir un futuro mejor para sus poblaciones, no fosas comunes", han sentenciado.

Contador