Actualizado 03/06/2014 17:39 CET

Rousseff aumenta el salario a los Policías tras amenaza de huelga general

La Policía es la garantía del Gobierno para un Mundial sin conflictos
REUTERS

BRASILIA, 3 Jun. (Notimérica/EP) -

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha accedido a la demanda de la Policía Federal al ordenar un aumento en los salarios de los uniformados tras una amenaza de huelga general, a pocos días del inicio de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014.

El Gobierno ha disuelto la medida extrema que los uniformados pretendían adoptar con un decreto que ordena un aumento de 15,8 por ciento a los policías federales, con lo que suspendieron la medida de presión.

Una Copa "segura" es el objetivo de Rousseff, quien este lunes se reunió en Brasilia con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter. En sus últimas declaraciones, la mandataria ha indicado que Brasil garantizará la seguridad durante el evento mundial, según ha informado Folha de Sao Paulo.

El incremento salarial decretado por la mandataria significará aproximádamente el desembolso de 156 millones de dólares en el presupuesto del Estado brasileño en materia de seguridad. Asimismo, Rousseff dispuso, antes del conflicto, el desembolso de 940 millones de dólares para modernizar el armamento y reforzar la seguridad en las ciudades sedes del Mundial.

Los organizadores han dispuesto que cada una de las 32 selecciones que jugaran el Mundial tendrá asignado un comisario de la Policía Federal que las acompañará desde su arribo hasta dejar el país.

A pesar del aumento salarial realizado a la Policía Federal, efectivos de las policías provinciales no están de acuerdo y se mantiene el peligro de que adopten medidas drásticas para presionar al Gobierno.

Mientras tanto, el representante de la Federación Nacional de Policías Federales, Luis Antonio Boudens, ha declarado que no van a "realizar huelgas debido al acuerdo, como por las decisiones del Supremo Tribunal Federal y el Supremo Tribunal de Justicia que las clasificaron ilegales".