Actualizado 27/07/2016 11:42

Los brasileños no temen un ataque terrorista durante los Juegos Olímpicos de Río

Seguridad de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016
REUTERS/RICARDO MORAES

   RÍO DE JANEIRO, 27 Jul. (Notimex/Notimérica) -

   Ni los atentados en Europa ni la desarticulación de una "célula amateur" brasileña, que habría jurado lealtad al autodenominado Estado Islámico, parece preocupar a los cariocas, que descartan que haya ataques durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

"No tengo miedo. Viví en Estados Unidos cuando cayeron las Torres Gemelas. No pienso en eso, pero estamos un poco aprensivos. Ya pasé por eso y es una cosa terrible, muy triste", comentó a 'Notimex' la jubilada Cesarina Quino, de 73 años.

   "La gente mayor está más preocupada. Pero la mayoría cree que no, que no sucederá ningún ataque. De todas formas, si los terroristas tienen que atacar a Brasil hace tiempo que ya están aquí, porque el terrorismo funciona así", dijo Luciana Quintana, de 42 años, quien pasea sin temor por la Avenida Atlántica de Copacabana.

   "Creo que no va a pasar nada. En la Copa del Mundo no se habló nada del tema. Se habla ahora por los ataques en Francia y Alemania, pero hay muchos países involucrados en la seguridad. Creo que es más fácil que haya un ataque en Francia o Alemania mientras todo el mundo mira hacia Brasil", señaló.

   Algunos brasileños defienden la "neutralidad" de Brasil en temas internacionales, como la intervención de una coalición internacional en Siria o Irak, lo que a su juicio sitúa al país fuera del foco del extremismo yihadista.

   "No es una preocupación, porque Brasil es un país neutro que no se involucra en guerras o conflictos", afirmó Estela da Silva, una joven que sí critica la seguridad pública de la ciudad en materia de criminalidad.

   Tras un tiempo asegurando que no había "probabilidad" de ataques durante los Juegos, el Gobierno brasileño detuvo la semana pasada a una docena de personas que, según las fuerzas de seguridad, integraban una "célula amateur" que planeaba ataques durante el evento.

   Los arrestos de los sospechosos, todos oriundos del país iberoamericano, se realizaron en una decena de estados y se llevaron a cabo después de que Estados Unidos enviara información a Brasil sobre los supuestos planes de cometer un ataque durante los Juegos Olímpicos.

   "La narrativa oficial minimiza excesivamente los riesgos y demuestra un gran desconocimiento de la esencia del fenómeno del terrorismo", opinó el profesor Marcos Degaut, autor del libro 'El desafío global del terrorismo'.

   "El discurso del Gobierno refleja una contradicción muy grande: primero dicen que no existe posibilidad de terrorismo en Brasil y de repente se cambia el discurso y se dice que hay células amateurs", agregó el experto.

   Degaut recordó que "cerca del 10 por ciento de las muertes por terrorismo son realizadas por 'amateurs'. Fue así en Niza y en el maratón de Boston".

   El ministro de Defensa de Brasil, Raúl Jungmann, reconoció que los arrestos de la semana pasada y el aumento de la presencia policial no garantiza que los Juegos Olímpicos estén exentos de riesgos.

   "Si me preguntan si somos invulnerables a un ataque, respondo que no somos invulnerables", sostuvo Jungmann.

   En total, el Gobierno brasileño movilizará unos 85.000 efectivos entre Fuerzas Armadas (Marina, Ejército, Aeronáutica), Guardia Nacional, Policía Federal, Policía Civil y Militar en la ciudad para garantizar la seguridad de atletas, autoridades y visitantes.