Brasilia cumple hoy 50 años como referente internacional de la arquitectura y el urbanismo

Actualizado 21/04/2010 11:33:17 CET

BRASILIA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Brasilia, capital de Brasil, cumplirá este miércoles 50 años ostentando el título de Ciudad Patrimonio de Cultural de la Humanidad por la UNESCO gracias a su diseño urbanístico, ideado por Lucio Costa y Óscar Niemeyer, que cumple con los 95 principios de una urbe armónica y respetuosa con el entorno.

Esta urbe es la única ciudad del mundo que ha sido construida en el siglo XX. En la década de los 50 el entonces presidente de Brasil, Juscelino Kubitschek, encargó a Costa y a Niemeyer el diseño de una nueva ciudad que sustituiría a Río de Janeiro como capital del país y que solo tardaría en construirse tres años y medio a partir de la aprobación del proyecto.

Una vista aérea de Brasilia evidencia su forma de cruz o de avión, como muchos han interpretado, en cuyo trazo perpendicular se ubican todos los edificios institucionales --incluyendo las embajadas de los 84 países con representación diplomática en Brasil-- mientras que las zonas residenciales quedan recogidas en el eje central.

Gracias a su planificación urbanística y diseño arquitectónico, Brasilia es un referente para proyectos similares ya que se trata de la única ciudad del globo que cumple los 95 requisitos de la Carta de Atenas apadrinada por el arquitecto Le Corbusier. Este manifiesto, surgido del IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna de 1943, enuncia el ideal de una ciudad moderna y funcional donde las zonas laborales y residenciales están separadas por amplias zonas verdes que se comunican por medio grandes avenidas.

"Lo que queda de la arquitectura son las obras monumentales, las que marcan el tiempo y la evolución técnica. La belleza se impone en la sensibilidad del hombre", dijo Niemeyer al ser interrogado sobre su concepción de la arquitectura en referencia a la capital brasileña.

Su construcción toma como referencia la gran sabana que la rodea para hacer de la ciudad una gran obra de arte donde poder visualizar el horizonte desde cualquier punto gracias a su planicie. Además de este, la capital brasileña cuenta con otro gran atractivo natural, su Parque Nacional de 30.000 hectáreas, conocido también como 'Agua Mineral' por sus piscinas naturales de agua corriente formadas a partir de pozos de la ribera del Arroyo Acampanento.

Entre sus obras arquitectónicas destacan los Palacios de Alvorada, de la Justicia y de Itamaraty, la Explanada de los Ministerios, la Catedral, el Congreso Nacional, la Plaza de los Tres Poderes y los Jardines de Burle, entre otros.

Destacan también las obras de artistas como Bruno Giorgi, Alfredo Ceschiatti, Athos Bulco, Marienne Peretti, Volpi, Di Cavalcante, Victor Brecheret y Burle Marx, que se integran con la arquitectura moderna y funcional de la urbe.

DESTINO TURÍSTICO

Por todos estos motivos la ciudad es uno de los principales atractivos turísticos, especialmente en lo que se refiere a la celebración de eventos de negocios gracias a los numerosos espacios que posee para acoger este tipo de actos.

El más importante de todos ellos es Expobrasilia que cuenta con 51.000 metros cuadrados y con una capacidad para 60.000 personas. A este se suman los 460 auditorios, clubes sociales y salas de espectáculos que se encuentran esparcidos por la capital.

En total, Brasilia cuenta con más de 18.000 plazas hoteleras, 3.000 restaurantes, centros comerciales y de entretenimiento así como variadas opciones culturales y artísticas.