La brecha de género dificulta el acceso de mujeres científicas a puestos de responsabilidad en Iberoamérica

Las profesoras e intérpretes de la obra 'Yo quiero ser científica'
UPNA - Archivo
Publicado 07/03/2019 12:26:12CET

   BRASILIA, 7 Mar. (Notimérica) -

   La brecha de género sigue dificultando el acceso de las mujeres científicas a puestos de responsabilidad. También supone mayores dificultades para ellas, en relación con los hombres, de cara a mantener sus empleos. Así se desprende del estudio 'Las brechas de género en la producción científica iberoamericana' del Observatorio Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

   "Las mujeres no permanecen y, sobre todo, no llegan a liderar los equipos de investigación. Ese es el punto crítico en todos los países", asegura el estudio.

   Por ejemplo en las aulas universitarias, las mujeres iberoamericanas son mayoría, pero la brecha de género es visible cuando se trata de las docentes. Solo Cuba cuenta con más mujeres que hombres, mientras que en Perú las docentes universitarias apenas representan en 22 por ciento y en España son menos del 43 por ciento.

   La brecha hombres-mujeres en la investigación se acrecienta en el mundo de la empresa. En Argentina, por ejemplo, solo el 27 por ciento de quienes investigan en empresas son mujeres, en Portugal el 29 por ciento y en España el 30 por ciento. En los centros públicos de I+D se registra la mayor paridad en todos los países, destacando el llamativo caso de Portugal, en el que más del 60 por ciento de quienes investigan o desarrollan tecnología son mujeres.

   "Las mujeres enriquecemos mucho el trabajo científico", afirma a la OEI Ana Justel, matemática e investigadora española que ha participado en ocho campañas en la Antártida. "La ciencia es un lugar fabuloso para vivir, yo animo a todas las niñas a empezar, a continuar, a llegar a la ciencia, porque somos perfectamente capaces y porque al final es trabajar por el progreso de la Humanidad", añade para incentivar las vocaciones científicas de las niñas.

   Según este informe, entre 2014 y 2017, España superó los 73.000 artículos científicos publicados, Brasil los 53.000, mientras que México y Portugal tuvieron una producción cercana a los 17.000. En forma paralela al crecimiento de las publicaciones iberoamericanas, la cantidad de autoras y autores aumentó un 19 por ciento en el mismo periodo, sin diferencias de género en esa tendencia.

   Pese a todo, mientras que el porcentaje de mujeres científicas a nivel mundial es apenas del 28 por ciento, en Iberoamérica el porcentaje asciende al 45,2 por ciento.