Uno de cada cuatro iberoamericanos sufre obesidad

El hambre en América Latina
PIXABAY
Publicado 22/09/2018 0:29:31CET

   MADRID, 22 Sep. (Notimérica) -

   La obesidad es un problema que afecta a Iberoamérica desde hace dos décadas y que crece sin control año tras año. En el año 2016 se registraron alrededor de 105 millones de casos de adultos con obesidad, por lo que puede decirse que uno de cada cuatro habitantes de la región padece esta enfermedad.

   A pesar de que instituciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han alertado a los ciudadanos del peligro que su salud corre si los niveles de sobrepeso no se reducen, lo cierto es que esta situación, lejos de mejorar, registra máximos históricos.

   Tanto es así que en los países iberoamericanos 3,9 millones de niños sufren obesidad infantil. De acuerdo con el representante de América Latina y el Caribe de la FAO, Julio Berdegué, "en solo cuatro años ha habido un aumento de 16 millones de personas que tienen sobrepeso. Esta epidemia se extiende fuera de nuestro control".

   Al contrario de lo que el sentido común puede llevar a pensar, la razón principal de estas tasas de obesidad no es otra que la hambruna. En Iberoamérica 39 millones de personas viven bajo el umbral del hambre, mientras que otros muchos no disponen de salarios que les garanticen el acceso a una alimentación equilibrada.

   

   Por ello, muchas de las dietas que siguen los ciudadanos de la región se basan en comida procesada, la cual contiene gran cantidad de azúcares y muy pocos nutrientes. La baja calidad de este tipo de alimentos hace que su precio sea menor que el de verduras, frutas, carnes y pescados frescos, por lo que se convierten, tristemente, en la base alimenticia de muchos iberoamericanos.

   La situación es realmente preocupante en Iberoamérica. En el último año 400.000 personas más sufren inanición con respecto a 2016. Además, actualmente alrededor de 700.000 menores de cinco años se encuentran dentro del estadio de desnutrición aguda infantil.

UN ÁPICE DE ESPERANZA

   A pesar de que algunos dirigentes aseguran que el hambre se mantiene en los mismos estándares en Iberoamérica, la FAO también reconoce que países como Brasil y México han mejorado notablemente en el último año. Sin embargo, estos pequeños avances contrarrestan notablemente con la actual situación de Venezuela.

   De acuerdo con la mencionada entidad internacional, aproximadamente el 12 por ciento de la población venezolana pasa hambre día tras día, lo que suma un total de 3,7 millones de personas. La inanición es una de las principales consecuencias de la crisis humanitaria que atraviesa el país sudamericano hoy en día.   

   

   

Contador