¿Cómo ha cambiado el patrón migratorio en Iberoamérica el éxodo de ciudadanos venezolanos?

Migrantes venezolanos esperando a entrar en Perú
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 11/01/2019 8:21:55 CET

   CARACAS, 10 Ene. (Notimérica) -

   La tendencia general de las últimas décadas en la región latinoamericana ha marcado el camino de la migración de sur a norte, pero los movimientos políticos, las crisis económicas y las catástrofes naturales sucedidas en los últimos años se han visto acompañadas por un cambio en el patrón migratorio.

   El viaje de mexicanos y centroamericanos hacia Estados Unidos y Canadá ha marcado la agenda de la región de manera ininterrumpida desde mediados de los años 80, en especial debido a las guerras civiles de Centroamérica, la pobreza y, posteriormente, la inseguridad provocada por los cárteles de narcotráfico y las maras en dichos países. Asimismo, uno de los flujos migratorios más importantes de la región en las últimas décadas fue el consecuente a las actividades paramilitares y guerrilleras en Colombia.

   Sin embargo, el éxodo de ciudadanos venezolanos iniciado en los últimos años, y la más reciente multitudinaria salida de nicaragüenses del país, han variado los flujos de migrantes en continente americano, sobre todo por la diferencia existente en las razones migratorias. De hecho, más de la mitad de los migrantes venezolanos tienen un perfil profesional, lo cual difiere de lo sucedido con anterioridad.

   Tal y como indica Naciones Unidas, cerca de 2,3 millones de venezolanos han salido de su país de origen con motivo de la situación política, económica y social por la que atraviesa. Asimismo, la Organización Mundial para las Migraciones (OIM) indica que el éxodo venezolano acumula 2.648.509 de personas, de los cuales 1.848.581 se han dirigido a países situados en América del Sur, en especial Brasil, Colombia, Ecuador y Perú.

   Colombia es el destino de la mayoría de venezolanos que huyen de la pobreza y la persecución política. Ya en julio de 2017, Colombia aprobó un Permiso Especial de Permanencia y regularizó a 68.374 nacionales venezolanos. Desde entonces, la llegada de ciudadanos de Venezuela no ha hecho más que crecer. En la frontera entre Venezuela y Colombia, la situación de crisis humanitaria ha llevado a Estados Unidos a anunciar ayudas adicionales.

   Sin embargo, países como Chile o Argentina también se han visto afectados por la salida masiva de venezolanos. Según recoge 'EsGlobal', a finales del año 2017, el número total de inmigrantes afincados en Chile estaba encabezado por personas venezolanas, y en el mes de diciembre de 2018, 164.866 venezolanos habían llegado al país sudamericano. La última cifra corresponde al doble de los venezolanos registrados en 2016, un dato que ha convertido a Chile en el cuarto país de destino en la región.

   Por otro lado, Argentina es el país de América Latina con el nivel de inmigración más alto. En 2018, alrededor de 95.000 venezolanos, más de los que se habían registrado en 2017 (56.621) y el triple de los que había en 2016, se encontraban en Argentina. Este hecho supone un problema para el Estado argentino debido al impacto social y económico que supone la llegada, en especial por el momento de crisis económica por la que atraviesa.

Contador