Publicado 23/04/2015 22:39CET

Los camioneros brasileños, en huelga tras no alcanzar acuerdo con el Gobierno

Protesta de camioneros en Brasil
REUTERS

SAO PAULO, 23 Abr. (Notimérica) -

Los camioneros brasileños decidieron volver a realizar una huelga este miércoles por la noche después de no llegar a un acuerdo con los representantes del Gobierno brasileño. Los camioneros querían aprobar una tarifa para la carga mínima que fue rechazada por el Gobierno de Dilma Rousseff.

Las protestas han continuado este jueves por la mañana, cuando los manifestantes bloquearon las entradas de los estados de Sao Paulo, Paraná, Santa Catarina, Río Grande do Sul y Mato Grosso, provocando atascos e incluso escasez de gasolina en algunos puestos del oeste de Santa Catarina, ha informado el portal G1 de Globo.

La huelga del colectivo de camioneros contra la subida del precio de los combustibles y los peajes comenzó el pasado mes de febrero y ha vuelto a reanudarse tras la falta de entendimiento con el Ejecutivo.

Después de escuchar la propuesta del ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto, y del ministro de Transportes, Antônio Carlos Rodrigues, los camioneros se reunieron el miércoles por la noche gritando: "Brasil se va a parar", ha informado Agencia Brasil.

El Gobierno había prometido que reduciría el precio del combustible, pero existía la posibilidad que estableciera una tarifa para la carga mínima, lo que finalmente no ha ocurrido. Ese límite aumentaría un 30 por ciento el valor de la carga y, según los camioneros, ese aumento sería fundamental para cubrir los gastos de transporte y protegerlos de las oscilaciones del mercado.

"Esta tarifa garantiza la cobertura de todos los gastos del transporte. Si hay un problema en la agroindustria, por ejemplo, que no sea el transportista el que tenga que pagar por ello. Que no puedan ser contratadas las mercancías por debajo de su coste. Se trata de una tarifa de coste en lugar de rentabilidad", ha informado el representante de los camioneros autónomos Gilson Baitaca a Agencia Brasil.

El Gobierno ha sugerido que la tarifa fuese sólo una referencia, y no fuera obligatoria, una propuesta que los camioneros rechazan. "Necesitamos una tarifa mínima para el precio de la carga. Y no es eso lo que el Gobierno dice. La tarifa de referencia no nos sirve", ha indicado el representante de los camioneros autónomos Janir Botelho.

EL GOBIERNO SE DEFIENDE

Después de la reunión, el Gobierno ha divulgado una nota en la que ha afirmado que atiende otras reivindicaciones de los camioneros, como la exención del pago de los peajes, la suspensión del eje de camiones vacíos y la sanción de la Ley de los Camioneros, que establece, entre otras cosas, el perdón de las multas por exceso de peso de los camiones recibidas en los últimos dos años, además del aumento de los puntos de parada para los camiones.

Además, según la Agencia Brasil, Rossetto ha indicado que "la tarifa no tiene apoyo constitucional y es impracticable. Estudiamos mucho, nos esforzamos mucho, en el sentido de examinar una serie de alternativas. No hay autorización constitucional para una tarifa impositiva".