Publicado 16/04/2021 16:42CET

Cañizares: "Hay más convergencia de la que se dice entre el pensamiento de Francisco y el de Juan Pablo y Benedicto"

El Cardenal Cañizares en la presentación del libro 'La fascinación por la diferencia', de José Manuel Hernández Castellón
El Cardenal Cañizares en la presentación del libro 'La fascinación por la diferencia', de José Manuel Hernández Castellón - UCV

VALÈNCIA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha asegurado este viernes que "hay más convergencia de la que se dice entre el pensamiento del papa Francisco y los de Juan Pablo II y Benedicto XVI".

"Cada vez más se admira la relación que hay entre el pensamiento de Juan Pablo II y el de Benedicto XVI, inseparables, y el de ambos con el de san Pablo VI. He de añadir, con escándalo para algunos, la convergencia que también hay con el pensamiento del Francisco, como se puede ver en 'Amoris laetitiae', que no es simplemente una encíclica sino todo el pensamiento del Papa sobre el hombre, la mujer y la familia. Es necesario estudiar estas cuestiones".

Así lo ha expuesto en la presentación de 'La fascinación por la diferencia' en la Universidad Católica de Valencia (UCV), un libro del profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II José Manuel Hernández Castellón sobre la visión filosófica y teológica de este Papa y el filósofo Emmanuel Lévinas sobre la familia, informa la institución académica en un comunicado.

Cañizares ha recordado la publicación de la encíclica 'Laudato si' de Francisco: "Le felicité y dije que era una encíclica llamada a ser revolucionaria. Él me contestó con mucho amor que de eso se trataba, de hacer una revolución, como la hizo el papa León XIII". "Pero mira --ha relatado--, me dijo, el concepto de ecología integral no es mío, es de Benedicto XVI en 'Caritas in veritate'. Lo que he hecho es una ampliación de ese pensamiento".

También ha propuesto al Instituto Juan Pablo II que haga una investigación sobre el pensamiento del filósofo Martin Buber, "tan profundizado" como el de Hernández Castellón con Lévinas. En él se halla, a su juicio, "un arsenal filosófico para salir al paso de esta sociedad totalitaria que está impidiendo la libertad, que impide que seamos lo que el papa Francisco ha titulado 'Todos hermanos' (encíclica 'Fratelli tutti')".

"Buber es otro autor judío, no en balde, que ayudará realmente a clarificar el pensamiento fuerte frente a tanto pensamiento débil actual, que desfigura a la persona humana e impide la construcción de una sociedad nueva, hecha de hombres y mujeres nuevos", ha dicho animando a ir "al corazón del ser humano" y no quedarse en lo externo.

Para el purpurado, los estudios de este instituto contribuyen a mejorar la sociedad porque "si no hay una conversión del hombre al amor y su verdad, es imposible que exista una sociedad esperanzada y alegre". Ha rogado a sus profesores y alumnos que sigan investigando al "gran papa Juan Pablo II en beneficio de una sociedad enteramente nueva que camine en verdad, libre, capaz de articular una nueva civilización del amor basada siempre en la familia".

Sobre 'La fascinación por la diferencia', ha sostenido que podría haberse titulado "la fascinación por la diferencia del hombre y de la mujer, y su complementariedad y convergencia en la familia y en la sociedad". "Tanto en Juan Pablo II como en Lévinas las raíces son las mismas: la revelación bíblica de las sagradas escrituras", ha dicho.

El autor, por su parte, ha aseverado que "el ambiente en que nos movemos posee ciertos que hacen pensar que la sociedad actual se encuentra inmersa en un totalitarismo" y ha destacado el papel de la familia.

Contador