La capa de ozono se recupera de su agujero: Chile, entre los países más afectados

Simulación del agujero de ozono antártico
NASA'S GODDARD SPACE FLIGHT CENTER
Actualizado 03/07/2016 10:19:53 CET

   SANTIAGO DE CHILE, 3 Jul. (Notimérica) -

   El agujero de la capa de ozono se redujo aproximadamente cuatro millones de kilómetros cuadrados en 2015, comparado con su tamaño en el año 2000. Esta podría ser la primera evidencia de que el debilitamiento de la capa en la Antártida se revierte.

   El agujero marcó un récord en su tamaño sobre la Antártida en octubre del 2015, los científicos señalan a la actividad volcánica como la responsable. Las nubes producidas tras una erupción --formadas por el azufre volcánico-- se traducen en una pérdida adicional de ozono.

   El estudio que revela las informaciones de que el agujero revierte ha sido calificado de "importancia histórica", según algunos investigadores. "Esta es la primera evidencia convincente de que la curación del agujero de ozono antártico ha comenzado", afirma, tal y como recoge 'La Tercera', Markus Rex, del Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina en Alemania.

   No se puede afirmar que el estado de la capa de ozono no siga siendo muy malo --según destaca el miembro del Instituto-- pero es muy importante "que reconozcamos que el Protocolo de Montreal está funcionando y tiene un efecto sobre el tamaño del agujero".

EL NORTE DE CHILE, ADVERTIDO DESDE ENERO

   La Corporación Nacional del Cáncer (Conac) de Chile advirtió a finales de enero que habría un aumento del 20 por ciento en la radiación ultravioleta al norte del país debido al agujero de la capa que se había desplazado en los últimos años.

   Entre otros peligros, el agujero supone un serio peligro para el aumento del cáncer de piel --sobre todo durante los meses de verano--. Los territorios situados entre las ciudades de Arica y La Serena estaban en peligro durante la etapa estival según afirmó en una rueda de prensa Cecilia Orlandi, miembro de la Conac.

   El cáncer de piel se cobra 300 víctimas al año en Chile, según los datos de 2005 expedidos por Orlandi --no actualizados por falta de recursos económicos del organismo--. "El cáncer va aumentando en Chile, no en su gravedad pero sí en el número", aseveró la doctora invitando a que la gente se aplicase protección solar y se protegiesen los ojos.

   Ernesto Gramsch, físico encargado de la 'Red nacional de medición de radiación utravioleta' advirtió también que el agujero entre Arica y La Serena se incrementó un 20 por ciento y los índices de radiación, siendo aún más nocivo para los habitantes y visitantes durante el verano.

ARGENTINA, EL OTRO GRAN AFECTADO

   La reducción de la capa de ozono por los gases contaminantes y su correspondiente aumento en los niveles de radiación tiene otra gran víctima en Iberoamérica: Argentina. Las playas del país superaban el doble del nivel de radiación ultravioleta que reciben el resto de playas del Mar Caribe.

   Un valor promedio de 13,7 respecto al 5,9 hacía destacar las playas de Argentina, Uruguay y Brasil en enero de este mismo año. El índice señalaba que el riesgo de exposición en Argentina durante la temporata estival prácticamente duplicaba al resto de niveles de la zona.

   El director del área de 'física de la atmósfera y radiación solar' del Instituto de Física de Rosario, Rubén Piacentini, afirmaba por aquel entonces que en Argentina "se ha detectado que los niveles de radiación solar ultraviolenta han aumentado alrededor del 7 por ciento entre 1970 y 2014", cifras alarmantes que ahora parece que pueden revertir.