La Casa Blanca consideró liberar a migrantes detenidos en las 'ciudades santuario'

¿Puede Trump cerrar la frontera sur con México para detener la inmigración ilegal?
REUTERS / KIM KYUNG HOON - Archivo
Publicado 12/04/2019 9:46:23CET

   WASHINGTON, 12 Abr. (Reuters/EP) -

   Altos cargos de la Casa Blanca han tratado de presionar a las autoridades de inmigración de Estados Unidos para que liberen a los migrantes detenidos en la frontera en las conocidas como "ciudades santuario" como San Francisco en represalia contra los opositores del presidente estadounidense, Donald Trump, según ha informado este jueves el diario 'Washington Post'.

   El periódico, que ha hablado con altos cargos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), ha señalado que la Casa Blanca propuso la medida al menos en dos ocasiones en los últimos seis meses. Las 'ciudades santuario' son aquellas en las que los funcionarios locales se pueden negar a entregar a los inmigrantes ilegales para que sean deportados.

   Un portavoz del DHS ha afirmado a Reuters que el plan era "una sugerencia que se presentó y rechazó, lo que puso fin a cualquiera discusión adicional".

   Los funcionarios de la Administración Trump propusieron la medida en noviembre cuando una caravana viajó a través de México con migrantes centroamericanos hacia la frontera sur de Estados Unidos. La propuesta surgió de nuevo en febrero, durante un enfrentamiento con los demócratas por la financiación que el presidente trataba de conseguir para construir un muro en la frontera, uno de los asuntos clave de su campaña electoral.

   El diario 'Washington Post' ha indicado que el distrito de la presidenta de la Cámara de Representantes y máxima dirigente del Partido Demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, en San Francisco, fue uno de los que La Casa Blanca tenía como objetivo.

   Ashley Etienne, una portavoz de Pelosi, denunció a la Administración por su "cinismo y crueldad" sobre el plan.

   "Usar seres humanos, incluidos niños pequeños, como peones para perpetuar el miedo y satanizar a los inmigrantes es despreciable y, en algunos casos, criminal" ha afirmado, añadiendo que los estadounidenses han "rechazado rotundamente las políticas tóxicas contra los inmigrantes de este Gobierno".

Contador

Para leer más