Actualizado 28/05/2015 7:27:44 +00:00 CET

La Casa Blanca no recurrirá el fallo que bloquea la reforma migratoria

Latinos en EEUU, inmigración, inmigrantes, reforma migratoria
Foto: GETTY

WASHINGTON, 27 May. (Reuters/EP) -

   El Gobierno estadounidense no recurrirá la decisión judicial de mantener la suspensión cautelar de los decretos ejecutivos firmados por el presidente, Barack Obama, para sacar adelante la reforma migratoria, según fuentes oficiales.

   Un portavoz del Departamento de Justicia ha indicado a Reuters que la Casa Blanca dejará expirar el plazo que tiene para recurrir esta última resolución judicial, que --en caso contrario-- tendría que dirigirse al Tribunal Supremo.

   Dos de los tres magistrados que forman la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito rechazaron el martes el recurso presentado por el Gobierno para levantar la suspensión de los decretos ejecutivos dictada el 16 de enero por un tribunal inferior.

   La Administración federal pretendía tumbar el fallo del juez Andrew S. Hanen, de Brownsville, que ordenó suspender la aplicación de la reforma migratoria como medida cautelar hasta decidir sobre la constitucionalidad de dichos decretos, según 'The New Yor Times'.

   Los magistrados decidieron mantener la suspensión al considerar que la demanda presentada por 26 estados contra la reforma migratoria tiene fundamento jurídico y que el Gobierno no ha probado que podría sufrir daños si sigue la medida cautelar.

   Obamá firmó el 21 de noviembre dos decretos ejecutivos para frenar la deportación inmediata de unos cinco millones de inmigrantes ilegales que, de aplicarse esta reforma, verían cumplido su sueño de regularizar su situación en Estados Unidos.

   La iniciativa de Obama fue muy criticada por usar sus poderes ejecutivos saltándose al Congreso, pero el presidente justificó su decisión por la parálisis que sufría la sede legislativa --entonces-- con una cámara dominada por los republicanos y otra por los demócratas.

   Un total de 26 estados, liderados por Texas, decidieron llevar la reforma migratoria a los tribunales, donde ha sufrido dos reveses judiciales. La Corte de Apelaciones aún debe determinar si este último es susceptible de recurso.