Actualizado 30/04/2018 13:07 CET

¿Por qué se celebra el Día del Niño en México el 30 de abril?

Día del Niño en México
NOTIMÉRICA
 

   CIUDAD DE MÉXICO, 30 Abr. (Notimérica) -

   El Día de Niño es un festejo lleno de risas y alegrías en el que se consienten a los más pequeños. Aunque desafortunadamente, el origen de la fiesta en México, que se celebra cada 30 de abril, radica en muerte y desolación.

   En el país azteca se celebra cada 30 de abril el Día del Niño, fecha muy distante a la del día 20 de noviembre, que se festeja de manera internacional --día propuesto por la Organización de las Naciones Unidas en conmemoración a la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989--.

ORIGEN DEL 30 DE ABRIL

   La Primera Guerra Mundial dejó vulnerables a los menores. La muerte y la desolación empañó la infancia de muchos pequeños alrededor del mundo. Un acta que se encuentra en la notaría pública en Ciudad Victoria, Tamaulipas, muestra que el Día del Niño había sido establecido el 8 de mayo en Tantoyuca, Veracruz.

   Según 'Excelsior', tras finalizar la guerra, México participó en la Convención de Ginebra para proteger a la infancia y el entonces presidente de la República Mexicana, Álvaro Obregón, instauró el 30 de abril como la fecha oficial del festejo a los pequeños.

   El día 20 de noviembre en México se celebra la Revolución Mexicana, por lo que era "normal" cambiar el día, ya que de todos modos, en América Latina se celebra en diferentes días según convenga a cada país; por ejemplo, en Colombia se celebra el Día del Niño el último sábado de abril, en Paraguay el 31 de Mayo o en Venezuela el tercer domingo de Junio.

DERECHOS DE LOS NIÑOS EN MÉXICO

   Es importante aclarar que son niñas y niños los menores de 12 años y adolescentes las personas de entre 12 años cumplidos y menores de 18 años.

   Los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes están mencionados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados internacionales y en las demás leyes aplicables, esencialmente en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (publicada el 4 de diciembre de 2014).

   La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes reconoce a niñas, niños y adolescentes como titulares de 20 derechos. Estos son los ocho derechos fundamentales de los niños:

niños 2ç

   Derecho a la vida: Todo niño tiene derecho a vivir. Esto significa que todo niño tiene derecho a no ser asesinado, a sobrevivir y a crecer en condiciones óptimas.

   Derecho a la educación: Todo niño tiene derecho a recibir una educación, a disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro. Este derecho es esencial para su desarrollo económico, social y cultural.

   Derecho a la alimentación: Todo niño tiene derecho a comer, a no pasar hambre y a no sufrir malnutrición. Sin embargo, cada cinco segundos muere un niño de hambre en el mundo.

   Derecho a la salud: Los niños deben ser protegidos de las enfermedades. Se les debe permitir crecer y convertirse en adultos sanos, esto contribuye de igual manera al desarrollo de una sociedad más activa y dinámica.

   Derecho al agua: Los niños tienen derecho al acceso de agua potable de calidad y tratada en condiciones sanitarias correctas. El derecho al agua es esencial para su salud y su desarrollo.

   Derecho a la identidad: Todo niño tiene derecho a tener nombre y apellido, nacionalidad y a saber quiénes son sus padres. El derecho a la identidad representa el reconocimiento oficial de su existencia y de sus derechos.

   Derecho a la libertad: Los niños tienen derecho a expresarse, a tener opiniones, a acceder a la información y a participar en las decisiones que los afectan. Los niños tienen derecho a la libertad de religión.

   Derecho a la protección: Los niños tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido que preserve su bienestar. Todo niño tiene derecho a ser protegido de cualquier forma de maltrato, discriminación y explotación.

    Independientemente del país en el que te encuentres, recuerda siempre celebrar a todos los pequeños que hacen de este mundo un lugar mejor. La idea de celebrar el Día del Niño es entretener, divertir a través de la música, que sea un día de alegría. Pero además es imprescindible difundir que el Día del Niño es ser consciente de los derechos de la niñez, porque desafortunadamente hay una gran cantidad de ellos que se encuentra en condiciones difíciles.