Publicado 17/04/2020 14:02:55 +02:00CET

Chile.- Alemania paga las primeras indemnizaciones a las víctimas de la secta Colonia Dignidad en Chile

Entrada de la Colonia Dignidad en los años 1980
Entrada de la Colonia Dignidad en los años 1980 - MARCELO HERNANDEZ/DPA - Archivo

SANTIAGO/BERLÍN, 17 Abr. (DPA/EP) -

Las autoridades de Alemania han efectuado los primeros pagos de indemnizaciones a las víctimas de la antigua Colonia Dignidad, una secta establecida por alemanes en Chile, ha confirmado este viernes un diputado del partido de la canciller, Angela Merkel.

En 2019, una comisión conjunta del Parlamento y el Gobierno aceptó compensar con hasta 10.000 euros a las víctimas --unas 200--. Berlín estimó entonces que se abonarían un total de 3,5 millones de euros hasta el año 2024, aunque dejó claro que excluiría a exmiembros de la secta condenados por los tribunales así como a los líderes más destacados.

"Los primeros pagos directos a las víctimas se efectuaron hace unos días", ha confirmado a la agencia DPA el diputado Michael Brand, portavoz de Derechos Humanos del grupo parlamentario de las Unión Cristiano Demócrata (CDU). Brand ha asegurado que unos 20 afectados en Chile y Alemania ya han recibido esta ayuda y que esta previsto que, antes de que acabe el año, el dinero habrá llegado a todas las víctimas.

El diputado ha destacado la importancia de este "gesto simbólico de Alemania hacia las víctimas de un delincuente alemán", en alusión al predicador Paul Schafer, que se trasladó con sus seguidores a Chile a principios de los años 60 y fundó la Colonia Dignidad a los pies de los Andes.

Bajo la dirección de Schafer, que murió en 2010, en la colonia se produjeron durante décadas torturas, trabajos forzados y maltrato infantil. Durante la dictadura militar chilena, opositores al régimen fueron torturados y asesinados en este lugar aislado.

Tras el final de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990, el poder judicial chileno comenzó a tomar medidas contra el asentamiento, que más tarde pasó a llamarse Villa Baviera, y expulsó a Schafer, quien en 2006 fue sentenciado en Chile a 20 años de prisión por abusos infantiles.