Actualizado 27/11/2007 3:57:31 +00:00 CET

Chile.- La Armada chilena correrá con los gastos del recate de los náufragos del crucero Explorer en la Antártida

SANTIAGO DE CHILE, 27 Nov. (EP/AP) -

La Armada chilena asumirá los gastos del rescate de los 154 pasajeros del Explorer que naufragaron en la Antártida a causa del choque y el hundimiento del crucero en el que viajaban por las heladas aguas del continente blanco.

El comandante de la Dirección de Seguridad Marítima, Felipe Gracia, que coordinó las operaciones de rescate, dijo al vespertino 'La Segunda' que así lo establecen dos acuerdos internacionales suscritos por Chile.

"El rescate se pagará con presupuesto de la Armada, que en definitiva son ingresos que tiene por la Ley de Navegación del país", explicó Gracia. Especificando que el Convenio para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, firmado por Chile en 1974, y el Convenio de Búsqueda y Salvamento, suscrito en 1979, establecen que es la Armada la que debe costear el rescate.

"Cuando se hace un rescate de bienes materiales, como buques, por ejemplo, la Armada podría cobrar, pero cuando se trata de vidas humanas, están estos compromisos internacionales de por medio", dijo Gracia.

También indicó que la Armada tiene un porcentaje de su presupuesto asignado para operaciones de búsqueda y salvamento establecido sobre la base de estadísticas.

Los 154 náufragos, que permanecieron varias horas en el mar en botes salvavidas, fueron llevados a dos bases chilenas y a una uruguaya, donde pasaron la noche. Entre el sábado y el domingo fueron trasladados a Punta Arenas, a unos 1.100 kilómetros al norte de las bases, en dos grupos de 77 personas cada uno, a bordo de un avión Hércules C.130 de la fuerza aérea.

Respecto a los gastos para limpiar la mancha de petróleo que dejó el Explorer tras su hundimiento, el viernes, a unos 90 kilómetros de la base Antártida chilena Presidente Eduardo Frei, Gracia señaló que "nosotros hablamos con los dueños del crucero y ellos tienen sus propios seguros para cubrir esos costes".

El mismo viernes la Armada chilena dijo que el Explorer había dejado una mancha de 180 por 20 metros, que estaba siendo removida por medios mecánicos. El rompehielos Viel de la armada trasladó a varios expertos y al representante regional de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA, Alejandro Fernández, a la zona del naufragio para evaluar la contaminación. El Explorer se hundió unos 1.500 en el mar, con 185.000 litros de diesel. Se desconoce si los tanques con el combustible se rompieron soltando el petróleo o si éste sale por alguna fisura.