Actualizado 04/09/2006 23:51 CET

Chile.- Bachelet aclara que su Gobierno no está promoviendo el inicio precoz de las relaciones sexuales

SANTIAGO, 4 Sep. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, desmintió hoy que su Gobierno esté promoviendo el inicio precoz de las relaciones sexuales al garantizar la entrega en el sistema sanitario público de la llamada "píldora del día después" a mujeres a partir de 14 años.

La medida, que ha sido defendida por la ministra de Sanidad, María Soledad Barría, y señalada como obligatoria para todo el sistema estatal de atención médica, fue rechazada por alcaldes que militan en partidos políticos de derecha, quienes anunciaron que no entregarán el medicamento en los consultorios de la red municipal por considerarlo abortivo y contrario a sus valores morales.

Desde la ciudad de Salamanca, a 314 kilómetros al norte de Santiago, donde encabezó una ceremonia que inauguró la conectividad total a Internet en esa localidad, la presidenta explicó que su Gobierno sólo busca igualar las oportunidades de las jóvenes de escasos recursos para que accedan al medicamento con la misma facilidad que lo hacen aquellas de sectores más acomodados, en el caso de que quieran impedir un embarazo no deseado mediante el uso del Postinor 2, que el Ejecutivo no considera abortivo.

"En Chile, lamentablemente, el 13,6 por ciento de las menores de 14 años son madres. En Chile, lamentablemente, cada año nacen 40.000 niños de madres menores de 19 años. Y, por supuesto, en nuestro país en general nacen hoy día fuera del matrimonio más del 45 por ciento de todos los niños nacidos vivos. Y esto aumenta obviamente a 85 por ciento en las madres de entre 15 y 19", agregó.

Según destacó Bachelet, "nadie está, ni el Gobierno está haciendo una campaña por inicio de relaciones sexuales precozmente", y aseguró que en Chile "se están iniciando en un promedio de 15, 16, 17 años en su mayoría, pero hay jóvenes menores de 14 años que también lo hacen".

UNA ALTERNATIVA

Por ello, afirmó que "la obligación del Estado es proveer de alternativas", pero la presidenta chilena, quien es médico pediatra y fue ministra de Sanidad, recalcó que "la obligación de la familia, de cada uno de nosotros es comunicarnos con nuestros hijos, hablar con ellos, explicarles, enseñarles. Nadie quiere el aborto".

"Queremos un país en que las oportunidades no sean sólo para las personas que tienen recursos. Hoy día, cualquier persona con receta médica en una farmacia puede comprar la 'píldora del día después', porque está legalizada en nuestro país para ser vendida", añadió la mandataria.

De este modo, explicó que la decisión del Gobierno está destinada a aquellas personas que, si los médicos lo indican, pueda tener acceso a los centros de salud, no sólo para gente con recursos, sino para todos aquellos que lo necesiten. Finalmente, Bachelet aclaró que "la edad de 14 años no la inventó el Ministerio de Sanidad", sino que "fue la edad en la que la ley de delitos sexuales aprobada en el Parlamento define para tener discernimiento".