Actualizado 16/03/2012 23:38:59 +00:00 CET

Chile aplicará la Ley de Seguridad a los presuntos responsables de la violencia en Aysén

SANTIAGO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sebastián Piñera aplicará la Ley de Seguridad Interior a los manifestantes de la provincia de Aysén (sur de Chile) responsables de los graves incidentes que han ocurrido en las últimas horas en esa región, cuyos habitantes exigen más atención estatal.

La violencia se ha desatado tras el fracaso de las negociaciones entre el Gobierno de Piñera y el Movimiento Social, promotor de las manifestaciones. Decenas de personas tomaron las calles y atacaron algunos bienes públicos, dejando heridos a varios efectivos de seguridad. El ministro portavoz de la Presidencia, Andrés Chadwick, ha denunciado la quema de un autobús y un coche de Carabineros.

"También se cuenta el gravísimo daño a un avión de esa institución que iba a despegar desde el aeródromo regional con el propósito de trasladar a un niño enfermo", ha comentado. "Estas situaciones son inaceptables y constituyen violencia grave, que altera por completo la paz social y la tranquilidad en la región", ha denunciado Chadwick.

El Gobierno ha presentado querellas contra una veintena de manifestantes a quienes se les aplicará la Ley de Seguridad Interior, promulgada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y modificada parcialmente en el año 2010.

Su aplicación en el pasado ha generado siempre una gran polémica porque da luz verde a las autoridades para que puedan reprimir las protestas y detener a los manifestantes que atenten contra el patrimonio y la seguridad del Estado. Además, establece mecanismos para agilizar los procesos judiciales contra los violentos y permite establecer penas más severas.

"Esta no es una acción judicial contra una región", ha aclarado Chadwick, al reiterar el deseo del Ejecutivo de restablecer el diálogo con los dirigentes sociales de Aysén.

Las manifestaciones comenzaron a mediados de marzo cuando decenas de personas, apoyadas por Movimiento Social, salieron a las calles a exigir al Gobierno de Piñera que tome medidas para reducir su aislamiento económico y social.

Los dirigentes de Movimiento Social han advertido que los responsables de los disturbios que han tenido lugar en los últimos días no son miembros de esa organización. "Ya no podemos controlar la situación. Nos vemos sobrepasados como mesa por nuestras bases. Esto pasó por culpa del gobierno, que ha jugado con los sentimientos de los patagones", ha dicho su portavoz, Misael Ruiz.