Chile.- El Ejército aclara que el escolta de Pinochet que recibió un disparo en la cabeza fue herido por otro escolta

Actualizado 02/03/2006 17:23:20 CET

SANTIAGO, 2 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Ejército chileno aclaró hoy que el militar que recibió un disparo en la cabeza no se disparó a sí mismo de manera accidental, como se informó en un primer momento, sino que fue herido por otro uniformado que también cumplía labores de protección en la casa del ex dictador Augusto Pinochet.

En un comunicado de prensa, el Ejército reconoció que el cabo segundo Mauricio Soto Gaete, escolta del ex dictador de 90 años de edad, recibió un disparo del cabo segundo Gonzalo Garcés, quien confesó el delito.

"Las investigaciones han demostrado que el cabo segundo Ricardo González Garcés, quien en un principio figuraba en calidad de testigo de los hechos, se encuentra confeso de haber sido el autor material del disparo que hirió al citado clase", reconoció en un comunicado el Ejército.

"Estos antecedentes serán puestos en conocimiento del fiscal respectivo, con el objeto de determinar las responsabilidades involucradas en este lamentable incidente", se indicó.

Los hechos ocurrieron en el interior de la lujosa residencia privada de Pinochet en la calle Los Flamencos, situado en el exclusivo barrio de La Dehesa, en la precordillera de Santiago, mientras el ex dictador y su familia estaban en la casa de campo del ex gobernante de facto.

El cabo herido pertenecía a la Agrupación Especial de Comandos y cumplía labores de guardaespaldas de Pinochet. Tras recibir el disparo en la cabeza, fue ingresado en la Clínica Las Condes con diagnóstico de "suma gravedad", ya que por la herida perdió masa encefálica y sufrió con graves daños neurológicos que hacen difícil pensar en una recuperación.