Chile.-El hijo menor de Pinochet dice que no quiere que haya ningún representante del Gobierno en el funeral de su padre

Actualizado 11/12/2006 16:24:03 CET

SANTIAGO, 11 Dic. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El hijo menor del ex dictador chileno Augusto Pinochet, Marco Antonio, afirmó hoy que "por respeto" a su familia y a su madre no quiere que haya ningún representante del Gobierno de Michelle Bachelet en los funerales de su padre.

"No quiero actos hipócritas", comentó Marco Antonio Pinochet, trasrechazar que La Moneda le haya denegado a su padre un funeral conhonores de Estado, lo que atribuyó "a la miseria humana", al igualque las celebraciones de quienes ayer festejaron la muerte del exdictador.

A su juicio, el ex general golpista sí merecía esos honores, "porque se entregó por este país y lo sacó de un caos tremendo". Además, relató que, poco antes de morir, su padre estaba bien y contento, porque justo ayer se celebraba el cumpleaños de su madre, Lucía Hiriart, quien cumplió 84 años. Marco Antonio Pinochet aseguró que su padre estaba preparado espiritualmente para su muerte.

Otras versiones de prensa publicadas por medios chilenos relatan que el ex dictador, de 91 años, quien hace una semana había sufrido un infarto de miocardio y un edema pulmonar, estaba tan bien durante la mañana que había pedido a uno de sus asesores que comprara un ramo de flores para su esposa, pero que no pudo entregárselo.

También se indicó que la familia Pinochet, tras haber asistido a una misa durante la mañana de ayer, estaba almorzando en un restaurante cuando supieron de la crisis de la que el ex dictador nunca pudo salir, a pesar de los 45 minutos de reanimación. Según el diario 'La Nación', segundos antes de morir, Pinochet llamó a su esposa por su apodo y habría dicho 'Lucy' antes de fallecer.

El cuerpo de Pinochet será incinerado mañana, martes, y sus restos serán entregados en un ánfora a su familia, en una ceremonia estrictamente privada.