Chile.- Los jesuitas confirman 22 denuncias por abuso sexual contra un fallecido sacerdote de Chile

Publicado 31/07/2019 2:39:58CET

SANTIAGO, 31 Jul. (Reuters/EP) -

La Compañía de Jesús en Chile ha informado este martes que ha recibido denuncias de 22 mujeres víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote Renato Poblete, uno de los más conocidos de la orden y fallecido en 2010.

Los supuestos abusos de Poblete, que encabezó la mayor obra de beneficencia del país, ocurrieron entre 1960 y 2008 y entre las víctimas hubo cuatro menores de edad al momento de cometerse los delitos, según ha dicho en una rueda de prensa el superior de la orden en Chile, Cristián del Campo.

"Las conductas de abuso de poder, de conciencia, sexual y otros delitos cometidos por Renato Poblete se sostuvieron en una suerte de doble vida, amparado en su imagen pública de persona de bien", ha manifestado.

Poblete "mantuvo seis relaciones estables por algún periodo de tiempo, no todas están planteadas como denuncias o testimonios en este proceso", ha explicado antes de añadir que "el investigador estima la existencia de aspectos abusivos en al menos cinco de ellas".

Las víctimas de Poblete relatan "abordaje sexual inesperado y violento" y "tocamientos de connotación sexual", ha agregado Del Campo, citando la investigación, que se inició en enero de este año tras la denuncia que realizó públicamente una de las víctimas de Poblete.

Fallecido en 2010 a los 85 años, Poblete fue una figura respetada y de peso en la sociedad chilena, que tejió sólidas redes con el poder político y económico. Dirigió y expandió el Hogar de Cristo, la mayor obra de beneficencia del país.

Según cifras de mayo de la Fiscalía, hay al menos 166 investigaciones vigentes sobre casos vinculados a la Iglesia y 221 personas investigadas, la mayoría sacerdotes.

Destacados clérigos como el exarzobispo de Santiago Ricardo Ezzati o el cardenal Francisco Errázuriz son investigados por la Justicia chilena por un supuesto encubrimiento de delitos que han sacudido al país.

Los delitos de abuso sexual contra niños y adolescentes en Chile no prescribirán, de acuerdo a una ley promulgada el 11 de julio por el presidente, Sebastián Piñera, tras varios escándalos de abusos contra menores que sacudieron al país, sobre todo por parte de miembros de la Iglesia Católica. La ley no es retroactiva.

"A partir de hoy, el paso del tiempo no será nunca más un cómplice de los abusadores de nuestros niños, ni un aliado de la impunidad", dijo el mandatario. Hasta ahora, la prescripción de estos delitos se establecía en un plazo de cinco a diez años desde que la víctima cumplía la mayoría de edad.

Contador

Para leer más