Actualizado 17/01/2007 18:44:11 +00:00 CET

Chile.- Michelle Bachelet se basa en el principio de equidad para explicar la entrega de la 'píldora del día después'

SANTIAGO, 17 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, argumentó hoy el principio de equidad que rige a su Gobierno para explicar su decisión de entregar la llamada "píldora del día después" a mujeres menores de 18 años, sin el consentimiento de sus padres.

La distribución del fármaco en el sistema público sanitario, sufrió un revés la semana pasada, cuando el Tribunal Constitucional acogió la presentación de 23 diputados de la derecha opositora y señaló que el ministerio de Salud no tiene la facultad para entregar el medicamento. El organismo dijo en su sentencia que sólo un decreto de la mandataria puede autorizar la entrega de la píldora. Tras ese fallo, la presidenta Bachelet, anunció que dictará el decreto en los próximos días.

Hoy, la Gobernante, médico pediatra y especialista en salud pública, dijo que, en los sectores más acomodados de Chile, sólo tres de cada 100 adolescentes se embarazan, mientras que en los sectores de pobreza, la cifra sube a 50 de cada 100.

"En esta área hay que avanzar con mayor equidad y la única forma es que el Estado garantice la información y la atención a quienes más vulnerabilidad y problemas tienen. Yo nunca voy a dejar de hacer lo que tengo que hacer como presidenta de Chile", dijo Bachelet al defender la entrega de la píldora, a la cual se ha opuesto la Iglesia Católica por considerarla abortiva.

Bachelet dijo que los chilenos y las chilenas "tienen el derecho a decidir y, para tomar una determinación correcta, necesitan de la información".

"El rol un Gobierno cuando establece políticas públicas es garantizarle a todas las personas, a todas, la información y el acceso a la atención necesaria y adecuada", explicó.

Y al señalar que el Gobierno no obliga a ningún ciudadano en estas materias, añadió que "las personas, luego, en virtud de sus creencias, de sus posibilidades, toman las decisiones que les convienen".

"El Estado y el Gobierno no le imponen a nadie una mirada y una visión, pero no le impone ninguna visión, sino que le da las alternativas a todos", sentenció.