Actualizado 15/09/2010 22:15 CET

Chile.- La minera San Esteban dice que los trabajadores tendrán que esperar para cobrar la paga extra del Bicentenario

SANTIAGO, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa San Esteban, propietaria del yacimiento de San José, donde desde el pasado 5 de agosto permanecen atrapados 33 mineros a causa de su derrumbe, ha anunciado este miércoles que los 300 trabajadores que están a su cargo deberán esperar para recibir la paga extraordinaria por el Bicentenario de la Independencia de Chile, que se celebra el 18 de septiembre.

Sin embargo, la interventora de la compañía, María Loreto Ried, ha garantizado el pago de las nóminas de septiembre en una reunión que sostuvo esta mañana con los trabajadores. A pesar de este anuncio, la portavoz sindical de la minera, Evelyn Olmos, manifestó su preocupación al no tener asegurado el pago de las indemnizaciones en caso de quiebra. "La interventora no nos da seguridad para más adelante", dijo Olmos.

La interventora fue designada el pasado 6 de septiembre para determinar la viabilidad económica de la empresa y decidir si debe declararse en quiebra. A partir de esta fecha la letrada dispone de un plazo de diez días, que vence mañana, para convocar una junta de acreedores en la que se estudiarán "los antecedentes legales, contables, económicos y financieros" de la compañía.

La delicada situación de la entidad, que actualmente solo mantiene activo el yacimiento de San José, que podría quedar clausurado, pone en peligro el pago de los sueldos de sus trabajadores, así como de las indemnizaciones a los 33 mineros atrapados desde el pasado 5 de agosto y del coste de las tareas de rescate de los mismos que, de momento, ha asumido el Gobierno chileno.

A pesar de esta tesitura, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, los propietarios de la empresa, aseguraron ante la comisión de investigación del Congreso que están dispuestos a asumir sus responsabilidades. "Como compañía vamos a hacer todo lo posible para poner a disposición de nuestros trabajadores y acreedores todos los bienes que tenemos disponibles para contribuir con ellos en todo lo que sea necesario", garantizó Bohn.