Actualizado 12/06/2007 6:16:05 +00:00 CET

Chile.- El presidente de la Comisión de DD.HH. del Senado chileno pide que Japón no intervenga en el Caso Fujimori

SANTIAGO, 12 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado chileno, Jaime Naranjo, pidió hoy que el Gobierno de Japón no intervenga en el caso por la posible extradición del ex mandatario peruano Alberto Fujimori, quien está bajo arresto domiciliario a la espera de un fallo de la justicia de este país sudamericano.

La semana pasada, la fiscal del Supremo, Mónica Maldonado, emitió un informe en el que recomienda que el ex presidente sea extraditado a Perú, donde está procesado por diez casos de corrupción y dos de violaciones a los Derechos Humanos. Este informe, si bien no es vinculante, será determinante en el fallo que, en los próximos días, emitirá el juez chileno Orlando Álvarez, quien instruye el proceso de extradición de Fujimori.

El ex presidente de Perú, quien huyó hacia Japón en 2000, está en Chile desde noviembre de 2005 y, tras el petitorio enviado por la Procuraduría General peruana, cumplió seis meses de prisión, pasó por la libertad bajo fianza y, desde el pasado viernes, está arrestado en una lujosa casa del sector norte de Santiago de Chile.

El senador Naranjo, militante del oficialista Partido Socialista, manifestó su preocupación "por la actitud que puedan tomar las autoridades japonesas en caso de que los Tribunales de Justicia chilenos finalmente concedan la extradición a Perú del ex mandatario de ese país, Alberto Fujimori".

"La comunidad internacional conoce muy bien el celo con que han actuado las autoridades niponas en defensa de Fujimori, ya que, cuando se dictó una orden internacional de captura, se negaron a llevarla a la práctica argumentando que no entregaban a sus ciudadanos a un Gobierno extranjero", dijo el legislador chileno.

Según el senador Naranjo, aunque Fujimori ha negado tal posibilidad, existe la duda cierta de que finalmente se refugie en la embajada de Japón en Santiago para eludir la acción de la justicia.

Enfatizó que "ante este escenario las autoridades japonesas deben tener clara conciencia de que, si aceptan que Fujimori se refugie en su embajada, estarán cometiendo un agravio inaceptable a nuestros Tribunales de Justicia y a los chilenos en general".

El legislador recordó que "Fujimori fue un dictador, que violó en reiteradas ocasiones los Derechos Humanos, por lo cual debe responder ante los Tribunales de Justicia peruanos. Por tanto, cualquier tipo de protección que se le preste es una vulneración flagrante a la normas internacionales que castigan este tipo de crímenes".