Actualizado 12/01/2006 18:25:22 +00:00 CET

Chile.- Reabre sus puertas en abril el Museo Salvador Allende, ahora ubicado en un antiguo cuartel general de Pinochet

La inauguración se hará con una exposición de obras de Pablo Picasso, Joan Miró y Roberto Matta, entre otros artistas

SANTIAGO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Museo de la Solidaridad Salvador Allende reabrirá sus puertas el próximo mes de abril, ahora en el remodelado edificio que sirvió de cuartel general al Centro Nacional de Informaciones (CNI), policía política de la dictadura de Augusto Pinochet.

Ese centro, ubicado en la Calle República, a pocos pasos de la emblemática avenida Alameda, será inaugurado por su nuevo director José Balmes, pintor y Premio Nacional de Arte 1999, con una exposición de obras de Pablo Picasso, Joan Miró y Roberto Matta, entre otros.

"Este museo pertenece a todo el pueblo de Chile. No hay otra experiencia igual en el mundo: un museo con obras donadas completamente por los propios artistas", afirmó Balmes, según la agencia Prensa Latina.

"El Estado de Chile debe hacerse cargo. La idea es que sea visitado por miles de personas", apuntó Balmes, quien nació en 1927 en Barcelona y tras la Guerra Civil española llegó a Chile en el barco 'Winnipeg'.

Creado durante el gobierno de la Unidad Popular, el Museo de la Solidaridad se formó con las donaciones de destacados pintores en el marco de la Operación Verdad, encuentro de intelectuales y artistas de todo el mundo que entonces expresaron su apoyo al gobierno de Salvador Allende.

SIN BORRAR SU TRAGICA HISTORIA

Tras el golpe de 1973, el propio Balmes y Carmen Waugh recibieron nuevas donaciones a través del llamado Museo de la Resistencia. Después, durante el gobierno de Patricio Aylwin, Waugh --como directora del museo-- lideró la recuperación de los cuadros que estaban en el extranjero y su reunión con la colección que terminó almacena en una bodega.

Una de las últimas decisiones de Waugh, alejada de la institución en julio pasado por decisión de la Fundación Salvador Allende, fue la donación de más de 1.500 obras --considerada una de las más valiosas muestras de Arte Contemporáneo-- al Estado de Chile, en mayo de 2005.

La remodelación del edificio ha dejado al descubierto el pasado de la casona de Avenida República. El recinto fue propiedad de la Embajada de España en Santiago y posteriormente sirvió como cuartel general de la CNI.

Balmes dijo que no intentará borrar su trágica historia. "Los ciudadanos que pasaron por este recinto, que fueron torturados o desaparecieron, serán recordados a través de un simple gesto: se conservará intacto el subterráneo del edificio", apuntó.

Además, señaló que las personas interesadas podrán recorrer las instalaciones donde todavía se encuentran los equipos de espionaje y salas de tortura usadas por órgano represivo que reemplazó a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

"Esto es sólo el comienzo del proyecto. Progresivamente se inaugurarán nuevas salas para la colección y exposiciones de arte contemporáneo temporales, una cafetería, una librería y se implementarán charlas y guías", explicó el pintor.