Publicado 22/07/2020 18:06CET

Chile relaja las restricciones por el coronavirus y permite que los mayores de 75 años salgan a la calle

La ciudad chilena de Copiapó durante la pandemia de coronavirus
La ciudad chilena de Copiapó durante la pandemia de coronavirus - KARL CHINGA GRAWE/AGENCIAUNO / KARL CHINGA GRAWE

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Chile ha anunciado este miércoles una relajación de las medidas restrictivas para contener la pandemia de coronavirus, indicando que a partir de este fin de semana las personas mayores de 75 años, consideradas grupo de riesgo, podrán salir a la calle.

El Ministerio de Salud ha informado de que en las últimas 24 horas se han registrado 1.741 nuevos casos y otros 45 decesos por COVID-19, lo que eleva el balance a 336.402 personas contagiadas y 8.722 fallecidas.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, ha detallado que, del total de casos positivos, 18.439 permanecen activos, incluidos 1.688 ingresados en cuidados intensivos, entre ellos 263 graves, mientras que 309.241 pacientes se han recuperado.

"Seguimos viendo una evolución positiva de la pandemia en Chile. Nueve regiones han disminuido sus nuevos casos en los últimos siete días", ha dicho Daza, en declaraciones recogidas por la prensa chilena.

Esta "leve mejoría", como la ha venido calificando el ministro de Salud, Enrique Paris, ha animado al Gobierno a permitir que los mayores de 75 años salgan entre las 11.00 y las 12.00 horas a la calle los lunes, jueves y sábados.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, ha explicado que podrán salir acompañados de una persona pero tendrán que respetar la distancia de seguridad con las demás personas y usar mascarilla. Además, no podrán ir a lugares cerrados. "Tenemos que seguir respetando las medidas preventivas", ha recalcado Daza.

El Gobierno de Sebastián Piñera ha repetido en numerosas ocasiones que el arma definitiva contra el coronavirus es la vacuna. En este sentido, la Agencia Uno ha informado de que el Ministerio de Salud confía en tener una disponible hacia finales de año o principios de 2021.

Esto sería posible por el proyecto conjunto de la Universidad de Oxford y el laboratorio farmacéutico AstraZeneca, cuyo producto ha demostrado ser seguro para los pacientes y producir una respuesta inmunitaria importante.