Sale a la superficie Ariel Ticona, padre de la niña Esperanza

Actualizado 14/10/2010 4:36:38 CET

SANTIAGO, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ariel Ticona fue el penúltimo minero en ser rescatado del interior de la mina San José, en el norte de Chile. Es el padre de Esperanza, la niña nacida el pasado 14 de septiembre mientras permanecía atrapado a unos 700 metros bajo tierra.

Ticona, de 29 años, tiene en total tres hijos y es el único que no apareció en el primer vídeo grabado por los mineros en el interior del yacimiento, algo que no llamó la atención de sus conocidos, quienes han destacado su carácter introvertido.

Cuando conoció el nacimiento de su última hija, tras recibir un vídeo de sus familiares, solicitó a su mujer Elizabeth que le pusiera de nombre Esperanza, como el campamento instalado en las afueras del yacimiento, en pleno desierto de Atacama.

Al salir a la superficie fue recibido en primer lugar por su esposa, cuyo rostro se esforzaba por contener las lágrimas al ver salir de la cápsula a su marido. Después saludó a otros familiares, al presidente del país, Sebastián Piñera, y al resto de las autoridades y efectivos de los equipos de rescate. Más tarde fue trasladado en camilla al hospital de campaña instalado en Campamento Esperanza.

En el interior de la mina ya sólo queda Luis Urzúa, el jefe de turno cuando se produjo el derrumbe del yacimiento. Junto a él permanecen seis miembros de los equipos de rescate, quienes saldrán después de Urzúa.