Chile/Uruguay.- El juez chileno asegura que los militares uruguayos extraditados tendrán un "debido proceso"

Actualizado 19/04/2006 23:59:10 CET

SANTIAGO, 19 Abr. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El juez chileno Alejandro Madrid, quien investiga el secuestro y asesinato de un ex agente de la represión de la dictadura de Augusto Pinochet, aseguró hoy que los tres militares uruguayos que fueron extraditados a Santiago por este caso tendrán un "debido proceso" y que serán juzgados en un Estado de Derecho.

El magistrado interrogó hoy a los tres uniformados que llegaron ayer desde Montevideo: Wellington Sarli, Eduardo Radaelli y Tomás Casella, quienes fueron sometidos a análisis médicos y luego trasladados a distintas unidades penitenciarias, donde se encuentran arrestados y a la espera del inicio del proceso en su contra.

El juez los ha encausado, junto a otros 10 militares chilenos, por los delitos de secuestro y asociación ilícita por el plagio y posterior asesinato de Eugenio Berríos, un químico que pertenecía a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y que fue asesinado para impedir que declarara en los tribunales que lo habían citado en el marco de la investigación de violaciones a los derechos humanos.

El juez Madrid dijo que hay "numerosos nuevos antecedentes" que se los hará saber "en su oportunidad a cada uno de ellos", al referirse a los aspectos que, durante sus indagaciones, se han transformado en pruebas contra los uniformados uruguayos.

"Creo que es muy importante que estén ellos presentes, fueron sometidos a proceso, han sido notificados y van a ser juzgados en un estado de derecho de acuerdo con las reglas del debido proceso. Obviamente lo que ellos aporten sin lugar a dudas puede ser bastante significativo para poner pronto término a esta causa", explicó a los medios de comunicación.

Alejandro Madrid interrogó hoy a los extraditados en las distintas cárceles donde han sido arrestados y, aunque realizó las indagatorias en forma separada, no descartó que, en el futuro, lleve a cabo un careo entre los ex militares. "Este proceso se enmarca dentro de las reglas constitucionales y legales", dijo el juez, quien señaló que espera terminar con el proceso durante 2006.