Publicado 08/09/2015 02:37CET

La CIDH ordena a Venezuela restablecer la frecuencia de una cadena de televisión opositora

CARACAS, 8 Sep. (Reuters/EP) -

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha hecho público este lunes un fallo en el que condena al Estado venezolano y le ordena restablecer la frecuencia a la cadena de televisión opositora Radio Caracas Televisión (RCTV).

En mayo de 2007, el gobierno del fallecido Hugo Chávez no renovó la concesión de RCTV, argumentando la postura "golpista" de la cadena en 2002, durante el breve golpe de estado en su contra. La medida provocó duras críticas de la oposición y grupos de derechos humanos.

En la frecuencia de RCTV (canal 2) el Gobierno venezolano colocó el canal Televisora Venezolana Social (TVES). Desde entonces, RCTV, otrora la cadena más antigua del país, transmite su programación por cable.

"El Estado deberá restablecer la concesión de la frecuencia del espectro radioeléctrico correspondiente al canal 2 de televisión (...) y deberá devolver los bienes objeto de las medidas cautelares", indica la sentencia.

En septiembre de 2013, Venezuela se retiró formalmente de la Corte IDH, por discrepancias, por lo que no puede ser juzgada en ese tribunal por hechos que ocurran desde esa fecha. Con sede en San José de Costa Rica, la CIDH es uno de los pilares del sistema interamericano de Derechos Humanos y forma parte de la OEA.

Durante las audiencias, la cadena de televisión sostuvo que el cierre de la estación, que operaba desde 1953 y tenía la mayor sintonía del país, se debió a que sus propietarios se negaron a cambiar su línea editorial crítica al Gobierno.

Sin embargo, el Gobierno negó que el cese de la concesión respondiera a la línea editorial y aseguró que se trató de una cuestión técnica porque la frecuencia tenía mayor cobertura y se debía usar para un medio de servicio público.

La CIDH también ha ordenado una serie de reparaciones económicas para los demandantes y ha recomendado al Estado venezolano que tome "las medidas necesarias para garantizar que todos los futuros procesos de asignación y renovación de frecuencias de radio y televisión sean conducidos de manera abierta, independiente y transparente".