Publicado 01/07/2024 18:13

Científico del Real Jardín Botánico de Madrid describe un nuevo árbol en los bosques húmedos del norte de Colombia

   MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un trabajo en el que ha participado un científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Real Jardín Botánico de Madrid ha descrito un nuevo árbol en los bosques húmedos de Córdoba y Bolívar, en el norte de Colombia.

   El reporte ha sido escrito por el investigador en el Real Jardín Botánico José Luis Fernández Alonso y el científico vinculado al Jardín Botánico 'Joaquín Antonio Uribe' y al herbario JAUM de Medellín (Colombia) Álvaro A. Cogollo-Pacheco y acaba de ser publicado en la Revista de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

   El nuevo árbol pertenece al género Cordia, que en Colombia cuenta con 32 especies descritas, aunque ninguna similar a la ahora descubierta. Tal y como destacan los investigadores, la especie colombiana puede alcanzar hasta 25 metros (m) de altura y presenta amplias inflorescencias de flores blancas y frutos colgantes rodeados por un gran cáliz anguloso con aspecto de farolillo.

   En este trabajo, ambos expertos resaltan su potencial como planta ornamental y recomiendan su propagación en vivero pensando en su conservación y en un manejo sostenible. De acuerdo con los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los investigadores han propuesto para esta especie la categoría de 'en peligro'.

   José Luis Fernández Alonso ha resaltado que esta investigación les ha permitido concluir que esta nueva especie descrita, Cordia nicandroides, sólo presenta una relación morfológica clara con dos especies endémicas de la caatinga del noreste de Brasil. A su vez, han hablado del síndrome de hidrocoria como mecanismo de dispersión de las diásporas, como sugiere su hábitat asociado a los cursos de agua y sus frutos con mesocarpio suberoso y una envoltura calicina ceñida al fruto, que facilita su flotación. "Por el contrario, las dos especies de Brasil con las que se la compara, están asociadas principalmente al bosque seco tropical y al bioma de Caatinga, y la dispersión de sus frutos es facilitada por el viento", ha explicado el investigador.

   Por su parte, Álvaro Cogollo-Pacheco ha explicado que la morfología de los cálices gigantes que acompañan al fruto y también los grandes frutos con aspecto de nuez de esta planta desconocida, apuntaban a un grupo de solo cuatro géneros. Un análisis más detallado de la parte femenina de la flor, de los frutos de un solo hueso y de sus plántulas con cotiledones plegados en forma de abanico, les hicieron decantarse por un raro grupo de especies del género Cordia.

Contador