Las cifras de deforestación del Amazonas son alarmantes, ¿por qué han aumentado con la llegada de Bolsonaro?

Publicado 05/07/2019 17:21:03CET
Deforestación del Amazonas
Deforestación del AmazonasGETTY - Archivo

   BRASILIA, 5 Jul. (Notimérica) -

   La crisis climática se dispara en la Amazonia y, en especial, en Brasil, donde se encuentran más de dos tercios de bosque. En los últimos meses el porcentaje ha alarmado a los grupos ambientalistas que responsabilizan a una persona: Jair Bolsonaro.

En 2018 el país brasileño fue el que más bosques tropicales perdió superando los 1,3 millones de hectáreas, según el informe 'Global Forest Watch' elaborado por el Instituto de Recursos Mundiales.

   Sin embargo, el índice de deforestación del Amazonas registró un récord el pasado mes de junio cuando aumentó más de un 88 por ciento respecto al mes anterior.

   La comunidad internacional ha reaccionado. En concreto, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, repudiaron la administración de Bolsonaro en esta materia en la cumbre del G20, celebrada en Osaka (Japón).

   Al respecto, el presidente brasileño criticó a ambos líderes y manifestó que "no tienen la autoridad para venir a discutir este asunto con nosotros. La forma en que Brasil se comporta con el mundo ha cambiado".

   Asimismo, el líder ultraderechista invitó en el encuentro de mandatarios a Merkel y a Macron a sobrevolar el llamado 'pulmón del planeta'. Así lo expreso este ante los medios: "En Osaka invité a Macron y Merkel a volar sobre el Amazonas. Si encontraran un kilómetro cuadrado de deforestación entre Boa Vista y Manaos, estaría de acuerdo con ellos en el tema ambiental".

   Sin embargo, las cifras no mienten y en estas se basan las organizaciones ambientalistas, como Greenpeace. De acuerdo con el Instituto Nacional de Investigaciones Espacoañes de Brasil, en tan solo un mes la región amazónica ha perdido 920 kilómetros cuadrados de superficie.

   La citada organización detalla que la situación se ha visto agravada por la sequía y advierte que el Gobierno de Bolsonaro constituye "una amenaza para el equilibrio climático".

   Mientras tanto, el mandatario continúa sosteniendo que "la Amazonia es brasileña, la herencia de Brasil y debe ser tratada por Brasil en beneficio de Brasil", según declaraciones recogidas por 'BBC'.

   Desde que este se hizo con la Presidencia del país sudamericano el pasado 1 de enero inició su política "ambientalista" y fue entonces cuando asumió su apodo de 'el Trump del Trópico'.

   El objetivo del mandatario brasileño continúa siendo reducir la legislación que protege la conservación de la selva amazónica favoreciendo a la industria maderera y atacando a los funcionarios del país que se oponen a estas nuevas medidas que propulsa el Gobierno.

Contador

Para leer más