Actualizado 21/08/2017 15:32 CET

Las cifras de la violencia sexual contra las mujeres en Colombia

Mujer en Colombia
HENRY ROMERO / REUTERS

   BOGOTÁ, 20 Ago. (Notimérica) -

   La 'Encuesta de prevalencia de violencia sexual en contra de las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano entre 2010 y 2015' muestra como las mujeres fueron violentadas en Coolombia durante un lustro.

   Entre otros datos, se ha desvelado que 875.437 mujeres fueron víctimas de violencia sexual en esos cinco años, con un promedio de 16 víctimas cada hora.

   Del total de víctimas de violencia de género, el 64,2 por ciento de las mujeres han sufrido control de su vida social, el 45,2 por ciento ha sufrido acoso sexual, el 16,8 han sido violadas y el 13,9 ha sido forzada a desarrollar servicios domésticos.

   Además, la encuesta ha desvelado que el 6,5 por ciento de las mujeres han sido sometidas a abortos forzados, el 3,9 por ciento a sido obligada a prostituirse, el 2,7 por ciento se ha quedado embarazada de forma forzada y el 1,6 por ciento ha sufrido una esterilización forzosa.

   En cuando a la distribución de las víctimas de violencia sexual según la etnia, la encuesta ha reflejado que las mujeres negras son las que más expuestas se encuentran a este tipo de violencia de género, en concreto el 11,7 por ciento. Las siguen las mujeres mestizas, con un 9,7, las blancas con un 7,2 y, por último, las mujeres indígenas con un 5,1.

   Con respecto a los agresores, la encuesta ha hallado como principal perpetrados de violencia sexual a integrantes de la propia familia de las víctimas --a excepción del acoso sexual y la esterilización forzada--, según ha publicado el diario colombiano 'El Espectador'.

   Por último, la encuesta ha diferenciado la distribución de los agresores según los diferentes roles en el conflicto armado. Según estos datos, el seis por ciento de los miembros de la fuerza pública habrían perpetrado algún acoso sexual, el 7 por ciento habrían obligado a alguna mujer a desarrollar servicios domésticos, el 1 por ciento habría violado y el 4 por ciento habría intentado controlar la vida social de una mujer.

   En cuando a las cifras de los actores armados ilegales, el 16 por ciento habrían provocado algún acoso sexual, el 14 por ciento obligaron a una mujer a realizar servicios domésticos forzados, el 10 por ciento habrían violado, el 8 por ciento habrían intentado regular la vida social de una mujer y el 6 y el 4 por ciento habrían provocado un embarazo y un aborto forzado respectivamente.